Sandra Bullock

Sandra Bullock aparece como la perfecta americana de rasgos imperfectos pero resultona en pantalla y en la vida. Su carrera cinematográfica comenzó en 1989 y, desde entonces, ha ido poco a poco escalando puestos por las cumbres de Hollywood.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Sandra Bullock? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

26 Julio 1964
Arlington, Virginia, Estados Unidos
Horóscopo : Leo

Su madre y su padre pertenecen al mundo de la música, más concretamente de la lírica; su madre, Helga, era cantante de ópera (murió en abril de 2000) y su padre profesor de canto. La pequeña Sandy -así llaman familiarmente a Sandra Bullock- solía acompañar a Helga en todos los coros infantiles de las producciones en las que participaba. Desde muy pequeña, la actriz supo lo que significaba hacer las maletas y tener la carretera como hogar en pleno movimiento. Las mudanzas tampoco eran extrañas en su familia. De Virginia pasó a Washington D.C en plena adolescencia; y de ahí a North Carolina, estado en el que se matriculó en la Universidad para estudiar lo que, desde pequeña, era su gran sueño: la interpretación.

Una de las primeras oportunidades en la gran pantalla le llegó gracias a sus dotes como cantante. Fue en el filme The Thing Called Love, en el que interpretaba a una joven debutante de música country que se atrevía a entonar el clásico Heaven Knocking on my Door. Sin embargo, la fama no le llegó hasta un año más tarde, en 1994, cuando Jan de Bont confió en ella para coprotagonizar Speed de la mano de Keanu Reeves y amenazada por Dennis Hopper.

En este momento, Sandra Bullock supo lo que significaba ser famosa, aunque ella, con un sentido del humor siempre afilado, definió la fama como "aquello que produce que si se te rompe el módem de tu ordenador y llamas al técnico, éste llegue a tu casa inmediatamente".

Al favor del público se unió el favor de la crítica. Ha sido nominada en dos ocasiones a los Globo de Oro: en 1995 por Mientras dormías y en 2001 por Miss agente especial. Su caché se ha multiplicado a lo largo de los años. Si en 1994 cobró quinientos mil dólares por su participación en Speed, seis años más tarde multiplicaba esta cantidad por veinte para protagonizar 28 días.

Al éxito profesional no parece corresponderle el éxito sentimental. Sandra Bullock siempre ha sido muy discreta y prudente en este sentido. Se conocen sus romances con el actor Tate Donovan, con Guy Forsythe, y con Benjamin Bratt, entre otros. Sin embargo, la actriz permanece soltera porque, como ella misma se ha cansado de repetir, "la única razón por la que no me caso es porque me lo tomo muy en serio". Tras Two Weeks Notice, largometraje de Marc Lawrence en el que actúa junto a Hugh Grant, se dispararon los comentarios sobre una posible relación entre ambos. El tiempo nos dirá...
Archivo de biografías
Buscador de biografías:

Recomendaciones



Horóscopo