Julio Iglesias

Ningún detalle de su carrera es suficientemente pequeño para no citarlo. En el estudio, Julio compone cada canción nota por nota, estudia cada palabra, y no se rinde hasta conseguir el efecto deseado. Hasta que oye algo que, aunque todos pueden sentir, quizás únicamente Julio Iglesias puede oír: el sonido del alma que tiembla con sentimiento. Unas notas que se deslizan armoniosas por el aire, después de haber sido sometidas a una disciplina de hierro.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Julio Iglesias? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

23 Septiembre 1943
Madrid, España
Página oficial: www.julioiglesias.com/
Horóscopo : Virgo

El legendario Julio Iglesias, saltándose las barreras del idioma y la cultura, se ha hecho con el triunfo en todo el planeta. Desde México hasta Argentina y desde España hasta Japón, es un número uno en las listas de éxitos musicales en el mundo. Y es que, nuestro artista más internacional ha sobrepasado la cifra de 250 millones de discos, ha grabado, en total, 76 álbumes y su ilustre carrera musical ha sido recompensada con 2.600 discos de oro y platino. Julio es Julio.

Noche de cuatro lunas
El pasado año presentó en Madrid su último trabajo, Noche de cuatro lunas. El resultado de la fusión de música española y latinoamericana es "un álbum con cuatro fases, como la luna, y de ahí viene el título. No se puede decir que sea tango, son guaracha, cumbia o rumba, es una mezcla de culturas". Después de 33 años pisando un escenario, se ha atrevido a interpretar la canción de Alejandro Sanz Corazón partío porque "es un tema que se oye hasta en la calle. Es una canción grandísima y la versión de Alejandro, insuperable. Yo la canto peor pero con mucho cariño".
El cantante está emocionado, feliz. Además del lanzamiento del vídeo Gozar de la vida de su álbum Noche de cuatro lunas, Julio Iglesias ha visto cumplido su gran sueño: comprarse una casa en España. La increíble propiedad, situada en la Costa del Sol, concretamente en Marbella, será el lugar donde permanecerá al lado de Miranda Rijnsburger y sus dos hijos más pequeños, Miguel Alejandro y Rodrigo. En este momento su fiel esposa y compañera está de nuevo embarazada de gemelos. Para Julio Iglesias la mayor satisfacción es que los ñiños que está esperando Miranda sean niñas. Una vida tranquila y sosegada, porque como él dice ya "ha sobrevivido a muchas guerras". "Me encuentro feliz conmigo mismo y con cierta paz interior, algo que puede parecer una cursilada pero que para mí es algo primordial, porque repercute en todos los que me rodean. Con los años, se ha acrecentado mi afán por hacer feliz a mi esposa Miranda y a los niños".

Un accidente le cambió la vida
Nació en Madrid en el seno de una familia noble y desde niño, siempre quiso ser deportista: futbolista profesional. Cuando jugaba como portero en el equipo de fútbol del Real Madrid, sus aspiraciones se vieron truncadas. A sus 20 años, un accidente de coche lo dejó semiparalítico durante casi dos años. No había esperanza de que volviera a andar. Para calmar su angustia, el enfermero que le cuidaba le regaló una guitarra. Le apasionaba la poesía y para acompañar los versos tristes y románticos que iba componiendo, aprendió a tocar este instrumento.

Lejos de los campos de fútbol y una vez recuperado, viajó a Londres para estudiar inglés, donde algunos fines de semana cantaba en un pub, el Air Port Pub, temas que eran populares por aquel entonces, de Tom Jones, Los Beatles... Fue en Cambridge, donde conoció a Gwendolyne quien sería su novia y, más tarde, uno de los éxitos musicales que le lanzaron al estrellato.

De compositor a cantante
Un buen día, llevó a una discográfica su primera canción con el fin de que algún cantante famoso quisiera interpretarla. "¿Por qué no la cantas tú?", le preguntaron en la compañía. Y así es como sucedió. En 1968, se presentó al festival de música de Benidorm y lo ganó con la canción La vida sigue igual. Durante la siguiente década, las letras de sus canciones y sus románticas baladas, lo llevaron a innumerables presentaciones a través de Europa, Asia y América Latina. Se había convertido ya en un gran cantante.

Con el triunfo, los viajes, y las ganas de vivir, a Julio Iglesias sólo le faltaba poner un amor en su vida: Isabel Preysler. Con la que se casó en 1971 y tuvo tres hijos: [Chabeli], [Julio José] y [Enrique]. Pero la relación –insostenible en los últimos años- se fue a pique.
Julio Iglesias se dedicó, entonces, a viajar por el mundo para dar a conocer su música. Para hacerse con un lugar privilegiado en el ámbito musical. Y así fue. En 1978, firmó un contrato con la CBS International y comenzó a grabar en francés, italiano y portugués, además de español.
En 1983, recibió el primer y único Disco de Diamante. El premio le fue concedido por el libro Guinness de los Récords, después de que éste consiguiera vender sus discos en más idiomas que ningún otro artista en la historia de la música. En 1984, grabó su primer álbum en inglés, 1100 Bel Air Place, -logró ser Disco de Platino- y un año más tarde, se le otorgó una estrella en el Camino de la Fama de Hollywood. Conquistado el mercado anglosajón, Julio Iglesias vuelve en la década de los noventa a sus composiciones en español. El cantante no olvidará fácilmente el 8 de septiembre de 1997, la noche en la que el productor y compositor latino Emilio Estefan le entregó el premio ASCAP: el más prestigioso honor de la Asociación para las Artes. Era el primer artista latino que recibía un galardón que había sido ganado con anterioridad por Frank Sinatra, Ella Fitzgerald y Barbra Streisand, entre otros.

Con su penúltimo álbum, La carretera, se convirtió en el primer artista español, que en un día de venta consigue un disco de platino. Después de tantos triunfos, Julio Iglesias fascinante, triunfador y con un excelente sentido del humor, está satisfecho por toda su carrera. Ahora, el cantante, tras deleitar con su voz a tantas y tantas generaciones, busca reconquistar no sólo a su antiguo público sino también a la juventud, que según Julio "tiene muy buen gusto".
Nada más y nada menos que el artista español más famoso del siglo XX, Julio Iglesias: una incomparable voz en el panorama internacional.
Archivo de biografías
Buscador de biografías: