Akihito de Japón

El destino de Akihito Tsugu-No-Miya estaba en parte escrito cuando nació el 23 de diciembre de 1933. El quinto hijo de Hirohito y Nagako se convertiría en el 125º emperador del reino del Crisantemo. Lo que el destino nunca pudo determinar es cuándo ascendería al Trono y cómo respondería Japón. Todo fue a su tiempo y con infinita cortesía. Como su talante.

¿Quieres tener en tu web las últimas noticias, fotos y vídeos de Akihito de Japón? Entra aquí y te explicamos cómo hacerlo

23 Diciembre 1933
Tokio
Horóscopo : Capricornio

Akihito fue el hijo más deseado por el emperador Hirohito y su esposa, la emperatriz Nagako. Después de cuatro niñas, llegó el niño que un día sería emperador de Japón. Siguiendo costumbres milenarias, se le separó de sus padres a la edad de tres años, para educarle de la mano de tutores que harían de él un príncipe imperial en toda regla.

Vivió de niño la experiencia de la II Guerra Mundial y hubo de ser evacuado, junto a todos los niños de su clase, a ciudades de provincias más remotas. Durante su juventud ya comenzó a dar pequeñas señales de que no sería un emperador a la vieja usanza. Se educó en la Escuela Superior de Gakushuin, cosa insólita si se tiene en cuenta que, hasta entonces, todos los príncipes imperiales se habían formado dentro del Palacio. En 1952 fue investido príncipe heredero y, casi a la par, se le concedió su título universitario como diplomado en Ciencias Políticas.

A partir de este momento, comenzó a tener responsabilidades en la Corte Imperial. Su primer viaje oficial al extranjero lo realizó con motivo de la coronación de [Isabel II de Inglaterra]. Poco a poco iba siendo conocido, apareciendo en actos, aunque seguro que más de una vez él hubiera optado por quedarse en Palacio, tocando el chelo, instrumento que domina a la perfección; o bien, investigando sobre los goby, una especie de pez de la cual Akihito es un auténtico experto.

En 1959 volvió a sorprender con una decisión correcta pero curiosa para Japón: se casaba con Michiko Shoda, hija de una familia de la alta burguesía y no de la aristocracia. El matrimonio tuvo tres hijos: [Naruhito], príncipe heredero, nació en 1960; Fumihito, en 1965; y la princesa Sayako en 1969.

En 1988 el emperador Hirohito enfermó de tal manera que el 22 de septiembre de ese mismo año Akihito asumió la regencia. Sin embargo, no ascenció oficialmente al Trono hasta el 12 de noviembre de 1990 (su padre murió en enero de 1989 y hubieron de guardar el tiempo exigido de luto). Una vez en el Trono, al emperador no se le olvidaron viejas costumbres, como reunirse con toda su familia a tomar su té con pastas, ritual muy británico que tal vez adoptó durante su especialización, dos años, en el Oxford Merton's College.

A su reinado se le bautizó como era Heisei ("Realización de la Paz"). Y así ha ocurrido hasta ahora. Con un sabio equilibrio entre la modernización y el respeto a las tradiciones, Japón, y con él su Familia Real, ha desembocado pacíficamente en el siglo XXI.
Archivo de biografías
Buscador de biografías: