Queen Elizabeth and Michelle Obama

Cuando se trata de convivir con los integrantes de la Familia Real británica, hay una gran cantidad de reglas que se deben seguir al pie de la letra, eso incluye nada de selfies, ni autógrafos y definitivamente, cero de demostraciones de afecto. Sin embargo, hay quienes se han atrevido a romper el protocolo real. Tal es el caso de la ex primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama. Durante un evento de promoción de su nuevo libro Becoming, en la arena O2, en Londres, la esposa de Barack Obama recordó un encuentro que tuvo con la Reina Isabel hace ya más de 10 años, y en dicha reunión, rompió el protocolo al colocar su brazo alrededor de la monarca.

Michelle Obama habló acerca del momento exacto en el que rompió el protocolo real con la Reina Isabel en 2009

Michelle Obama se presentó el domingo pasado en la arena O2, en Londres, y estuvo acompañada por el presentador Stephen Colbert. El tema sobre su ‘desliz real’ salió a relucir debido a que en uno de los capítulos de su libro se menciona aquella visita al Palacio de Buckingham, en abril de 2009. 

MÁS: La Reina Isabel hace su primera publicación en Instagram, ¿de qué se trata?

Al tomar el micrófono, la madre de Malia y Sasha Obama recordó cuando –sin querer—rompió el protocolo real, y de cómo ese momento le dio la vuelta al mundo. “La verdad es que todos los líderes mundiales tienen gente a su alrededor que se encarga de vigilar que se cumpla el protocolo, pero lo curioso es que la gente a la que representan en realidad no se preocupa por esto tanto como ellos. ¿Por qué lo hacemos entonces? Total, si ni ellos ni nosotros estamos a gusto, no tiene mucho sentido”, indicó Michelle.

“Pero bueno, así funcionan estas cosas. Yo solo sé que aquello fue una reacción humana totalmente natural de la que no me arrepiento”, apuntó.

MÁS: 6 propuestas para lucir un look impecable a lo Michelle Obama

¿Y qué motivó, exactamente, a Michelle Obama a poner su brazo alrededor de la Reina? En 2009, ella y el entonces presidente Barack Obama estaban de visita en el Palacio de Buckingham, donde conocieron a los miembros de la Familia Real. Mientras conversaba con la Reina, ambas tuvieron una química en automático, ya que las dos compartieron su aversión por los tacones.  "Olvidé que a veces ella llevaba una corona de diamantes y que yo había volado a Londres en el avión presidencial", escribió Michele en su libro. "Éramos solo dos damas cansadas y oprimidas por nuestros zapatos", señala Obama. "Luego hice lo que es instintivo para mí, cada vez que me siento conectada a una nueva persona, expreso mis sentimientos de manera externa. Puse una mano cariñosamente sobre su hombro”. 

“Yo solo sé que aquello fue una reacción humana totalmente natural de la que no me arrepiento”, dijo Michelle Obama a Stephen Colbert en la arena O2 de Londres 

Obama continuó: “Lo que no sabía entonces es que aquello era un fallo épico, pero traté de que las críticas no me afectaran. Puede que no hiciera lo correcto en el Palacio de Buckingham, pero sí (hice) lo más humano”. La también abogada dijo que esperaba que la Reina también estuviera de acuerdo con ella… y al parecer fue así. “De hecho, estoy segura de que no le molestó porque cuando lo hice, ella no se apartó, sino que apoyo su mano en mi espalda”.

More about