El turismo espacial ‘calienta motores’

Virgin Galactic ha presentado la nave espacial con la que transportará a los primeros turistas espaciales en 2009

  Imagen de la nave nodriza, durante su presentación al público.

El fundador de Virgin Galactic, el magnate Richard Branson, presentó ayer en las instalaciones de la compañía Scaled Composites en el desierto de Mojave (California) la nave nodriza VirginMotherShip Eve, que será la que transportará a los primeros turistas espaciales a partir de 2009.
En el acto estuvieron presentes Burt Rutan, ingeniero responsable de la construcción de la nave, y un centenar de futuros turistas espaciales entre los que se encontraba Ana Bru, la primera mujer española que viajará al espacio y que es directora de la agencia de viajes Bru&Bru, la agencia acreditada por Virgin Galactic para comercializar sus vuelos suborbitales en España.

Hill Whitehorn, presidente de la compañía, anunció que ésta se encuentra en conversaciones con las autoridades españolas para crear un futuro aeropuerto espacial en un lugar "secreto" cercano a Barcelona.
Esta nave nodriza construida con fibra de carbono, transportará con dos fuselajes unidos la SpaceShipTwo, aeronave que luego se separará a los 15.000 metros para salir al espacio con una capacidad de seis pasajeros a bordo y dos pilotos.

Las dos cabinas de la VirginMotherShip Eve han sido diseñadas con el objetivo de transportar a los amigos y familiares que quieran acompañar a los turistas espaciales durante parte del vuelo, de manera que puedan mantener entre ellos contacto visual hasta el momento de la ignición.

Los vuelos suborbitales que costarán 130.000 euros, alcanzarán 110 kilómetros de altitud y los afortunados turistas podrán experimentar durante cuatro minutos la ausencia de gravedad, no sin antes haber superado una larga lista de espera y tres semanas de entrenamiento.
La frecuencia inicial de estos vuelos será de un viaje a la semana, aunque se prevé incrementarlos hasta alcanzar los dos viajes diarios.