Los mejores vermuts de Madrid para un plan de domingo

Salir a tomar el vermut los domingos no es una tradición, sino que se trata prácticamente de una religión. Para todos aquellos parroquianos que la practican es esta ruta por los mejores locales de la capital, espacios únicos en los que degustar este vino macerado en hierbas que tanto gusta.

VERMUTERÍA CHIPEN

Situado en la calle Tutor 1, en los bajos del Hotel Mercure Madrid Plaza de España está Vermutería Chipén (vermuteriachipen.es), un espacio gastro –a caballo entre una tienda de ultramarinos y un restaurante–, luminoso y muy moderno en el que perpetuar una de las tradiciones españolas más antiguas y con más adeptos: el vermut de los domingos.  En su carta podrás encontrar, además del vermut de grifo, hasta 40 referencias, tanto nacionales como internacionales. Bajo su lema Vermut y lo que surja puedes optar por acompañar tu trago con algunos de sus clásicos, como el laterío más castizo con sardinas en vinagre, mejillones o ventresca de atún, o probar su tapeo con la carrillera de ternera como protagonista.

vermuteria-chipenVER GALERÍA

vermut-chipenVER GALERÍA

TABERNA ÁNGEL SIERRA

Este local es uno de los clásicos de la capital para tomar el aperitivo los domingos, pero también el resto de la semana. Conocida por ser una de las tabernas más antiguas de Madrid –tiene más de 100 años–, la Taberna de Ángel Sierra (tabernadeangelsierra.es) es un referente en esto del vermut. Nada más cruzar la puerta de este local situado en la calle Gravina 11, en el barrio de Chueca, te quedas prendado de su decoración, con sus botellas con años de historia, sus barriles, sus barras con madera de Cuba y sus azulejos. Los más cinéfilos puede que, además, sientan conocerla de siempre, ya que Almodóvar uso está localización en su película La flor de mi secreto. Una vez acomodado, no olvides acompañar tu vermut de grifo con unas banderillas, unas conservas o embutido del bueno.

CASA CAMACHO

En el barrio de Malasaña son varios los locales en los que se disfruta de un buen vermut, pero si hay un lugar mítico que llena hasta la bandera cada fin de semana, ese es Casa Camacho (San Andrés 4), un bar de barrio con un gran secreto, su vermut de la casa. Conocido como yayo, este trago es solo apto para valientes ya que con un par de ellos es muy probable que se te trabe la lengua. ¿La receta? Un vermut casero del que solo los tres hermanos que lo regentan saben qué lleva, un chorrito de ginebra y gaseosa.

casa-camachoVER GALERÍA

El encanto de este lugar es que ha sido reconocido como “establecimiento tradicional madrileño”, por lo que no ha sufrido ni puede sufrir ninguna reforma, de ahí que ir al baño resulte toda una aventura ya que para llegar hasta él hay que cruzar la barra.

LA HORA DEL VERMUT

Para los que busquen algo diferente y novedoso, además de una amplia variedad de referencias nacionales e internacionales, es La hora del vermut (lahoradelvermut.wordpress.com), un templo del aperitivo en Madrid. Para disfrutar de sus diferentes propuestas puedes acudir tanto al Mercado de San Miguel, como a la calle Fernán González 48. El espíritu innovador de este local los ha llevado a crear una oferta muy refrescante y saludable perfecta para aquellos que hayan incluido entre sus propósitos de 2020 el de cuidarse un poco más. Sin renunciar a tomar esta clásica bebida, La hora del vermut ofrece combinaciones de algunos de sus referencias con cremas de verduras. Por ejemplo, puedes optar por una crema de calabaza –altamente digestiva y depurativa–, con un vermut rosado de gusto cítrico, frutal y con un ligero toque de las fresas frescas maceradas. Suena delicioso, ¿verdad?

vermut-horaVER GALERÍA

hora-vermutVER GALERÍA

LA COLMADA

Vinoteca, tienda de ultramarinos, vermutería… esta taberna situada en la calle Espíritu Santo 19 es un lugar para comprar, pero también para degustar productos de primera calidad mientras charlas con amigos. Especializado en conservas gallegas y productos de la huerta, La Colmada (lacolmada.com) cuenta con vermuts caseros y marcas menos comerciales como Copini, Bandarra, Espinaler o Casa Mariol, una variedad exquisita para combinar con sus boquerones del cantábrico a la vinagreta, su lomo de orza con pimientos o sus sardinas ahumadas con salmorejo. Llama la atención los colores de sus diferentes espacios, azul y verde, que son ya su signo de identidad y que representan el origen de sus productos: el mar y la huerta.

la-colmadaVER GALERÍA

vermut-colmadaVER GALERÍA

ARIMA BASQUE GASTRONOMY

Con sabor vasco, mucho corazón y alma –arima significa alma en vasco– esta casa de comidas, coctelería y vermutería se ha ganado un hueco en las mejores rutas de domingo de Madrid. Situado en la calle Ponzano 51, Arima Basque Gastronomy (arimabasquegastronomy.com) ofrece más de 20 referencias nacionales y la tapa estrella para degustarlo, las gildas, en versión tradicional y en versión Joxefa 2.0, en honor a la mujer que inspiró a Nagore Irazuegui –creadora y propietaria–, su tatarabuela. Y si con esto no es suficiente, nada como darse un homenaje y disfrutar de lo mejor de la gastronomía vasca.

arima-1VER GALERÍA

arima-2VER GALERÍA

BODEGA DE LA ARDOSA

Fue en 1892 cuando abrió Bodega de la Ardosa (laardosa.es) en la calle Colón 13, y, desde entonces, no ha dejado de servir a los parroquianos, curiosos y visitantes que se acercan cada día a probar sus vermuts sí, pero también sus tapas. Todo en este local llama la atención, desde su decoración que te sumerge en un mar de recuerdos, hasta sus mesas, hechas con antiguos barriles de vermut a granel. Su vermut de grifo, que proviene de Reus, es de primera y acompañado de unas croquetas de cabrales, cecina o tortilla de patata –una de las mejores de Madrid– este caldo te sabrá, sin lugar a dudas, mucho mejor. Ojo porque los fines de semana está tan lleno que si no acudes pronto te será imposible entrar.

fachada-bodega-ardosaVER GALERÍA

la-ardosaVER GALERÍA

Más sobre