Room_Mate_ALBA_Madrid_lobby_t

Alba, el nuevo Room Mate de Kike Sarasola

La novedad no es que el barrio de las Letras estrene una pasarela de moda, ni una nueva iluminación navideña, sino el nuevo hotel que acaba de abrir sus puertas en uno de los edificios históricos de la emblemática calle Huertas. Su gran apuesta es el diseño.

by hola.com

Las Letras es un barrio salpicado de importantes edificios históricos. Y uno de ellos es la aristocrática construcción que acoge el nuevo Room Mate Alba, el quinto hotel del empresario Kike Sarasola en Madrid. Pero, ¿quién es Alba? Primero, una amiga a la que se va a visitar a la capital, pero también una musa capaz de inspirar a cualquiera, de enamorar, pues la cadena la imagina como una joven bailarina de ballet clásico, sofisticada, elegante y dulce.

El nuevo hotel ha conservado su fachada histó­rica del siglo XVIII, el zaguán, la escalera o el patio original. Pero su interior es un viaje por las estéticas decorativas de medio mundo. El artífice de su diseño no es otro que el prestigioso interiorista y anticuario Lorenzo Castillo, quien ha sido fiel al estilo aristocrático galdosiano del edificio, pero con guiños a las estéticas oriental y árabe. Para ello, se ha inspirado en estancias del Palacio Real, como el cuarto japonés donde Alfonso XII acostumbraba a debatir de política tras la cena o en los brillos de las lámparas de latón dorado de los años setenta y los faroles de cristal de La Granja.

Hay un regusto naturalista e ilustrado en los grabados que cuelgan de las paredes, en los papeles estampados de los pasillos y en el uso de los tonos áureos en las zonas de comedor, el salón y el lobby. En sus ochenta habitaciones domina una paleta fresca de azules verdosos y turquesas, el uso del roble macizo y los baños a la moda de la Secesión vienesa, con materiales clásicos como el gresite cerámico o las geometrías bicolor art decó.

Además de las habitaciones del Room Mate Alba –entre las que sobresalen las suites y las del ático–, el hotel boutique cuenta con salas de reuniones y un patio interior que acoge eventos y es punto de encuentro para los huéspedes, quien disfrutan, además, de los servicios que han hecho de los establecimien­tos de la cadena un love brand: el desayuno siem­pre hasta las doce del mediodía y el WifiMate, wi­fi gratis en toda la ciudad.