Aunque el parque de Futuroscope da de sí para un fin de semana, y hasta para más, también podemos aprovechar el viaje y combinar la diversión con la visita a la preciosa ciudad de Poiters y a la medieval Chauvigny. Una ruta perfecta para un fin de semana largo en familia, de esos que marcamos en rojo en el calendario.

POITIERS, LA CAPITAL ROMÁNICA

Poitiers es una pequeña ciudad tranquila, ideal para pasear y descubrir sus muchos encantos. Se respira el románico en las calles, con casas con entramados de madera, estrechas fachadas, bonitas plazas y un centro histórico peatonal lleno de joyas arquitectónicas. La reina, Notre Dame la Grande y su famosísima fachada, frente a la que fotografiarse. Profusamente tallada con escenas de la vida de Jesús o los doce apóstoles y con un interior de columnas y bóvedas pintadas, en los meses de verano (y en Navidad) no hay que perderse la iluminación nocturna de la fachada de esta obra maestra del siglo XII, que rememora sus colores originales.

poitiers-notre-dameVER GALERÍA

poitiers-casas-entramadosVER GALERÍA

Sin salir del centro, y muy cerca de este templo, merece la pena acercarse al palacio de los condes de Poitiers y los duques de Aquitania, hoy sede del Palacio de Justicia, con su Sala de los Pasos Perdidos mandada construir a finales del siglo XII por Leonor de Aquitania.

palacio-justicia-poitiersVER GALERÍA

Un pequeño paseo nos lleva a la catedral de San Pedro, donde sorprenden sus pinturas murales, un tesoro del arte gótico, y muy cerca el baptisterio de San Juan, también con pinturas románicas y góticas. Más apartado de la zona peatonal conviene rematar la jornada visitando la iglesia de San Hilario el Grande, Patrimonio de la Humanidad, con una altura impresionante e incluida en los Caminos de Compostela, que hasta aquí llegan.

poitiers-catedralVER GALERÍA

Si es hora de disfrutar de la gastronomía no hay nada como visitar alguno de sus mercados, el que se encuentra junto a Notre Dame la Grande, con puestos al aire libre martes, jueves y sábados, y es el más popular de Poitiers, con productos bio y de la región. Hay que degustar especialidades como el farci poitevin, una especie de pastel con verduras envuelto en hoja de col que se toma frío o caliente, o el tourteau fromager, un pastel de queso muy jugoso con una corteza exterior quemada intencionadamente, unos macarons, los típicos caracoles y por su puesto los quesos y vinos de la región.

poitiers-gastronomiaVER GALERÍA

UNA ESCAPADA A LA MEDIEVAL CHAUVIGNY

A media hora en coche de Poitier se encuentra la pequeña ciudad medieval de Chauvugny, enclavada en un alto desde el que se domina el valle de la Vienne. Parece increíble que una localidad tan pequeña pueda albergar nada menos que cinco castillos, algo único en Europa, varios de ellos visitables.

cgauvigny-francia-panoramicaVER GALERÍA

Aquí se impone, además, pasear por sus callejuelas empedradas y visitar la colegiata románica de Saint Pierre, del siglo XII, en cuyo coro se encuentran seis columnas con capiteles con representaciones de la vida de Cristo, el Apocalipsis y un bestiario que son un referente del románico en el mundo.

chauvigny-iglesia-interiorVER GALERÍA

Si en el castillo de los Barones (o los Obispos), del siglo XI, es posible asistir al espectáculo de cetrería Les geants du ciel (geantsduciel.com), águilas, halcones, buitres y otras rapaces danzando en vuelo libre en un marco excepcional, los que quieren pasar un rato divertido en familia tienen que probar el velorail (velorail-chauvigny.fr), unas máquinas de pedales que utilizan las antiguas líneas de ferrocarril para dar un paseo de unas dos horas por la naturaleza que rodea la ciudad.

cetreria-castillo-obispos-chauvignyVER GALERÍA

FUTUROSCOPE, ECOLOGÍA, DIVERSIÓN Y APRENDIZAJE A PARTES IGUALES

¿Qué padres no han soñado con que sus hijos se diviertan y aprendan al mismo tiempo? Pues eso es Futuroscope, un parque temático familiar donde a las atracciones, muchas de ellas únicas y totalmente diferentes a otros parques, se suma la innovación tecnológica y la dimensión medioambiental.

futuroscope-panoramicaVER GALERÍA

¿Cuáles son las mejores atracciones?

Difícil elección. Aunque cada uno tenga sus gustos, seguro que apetece repetir en La máquina del tiempo de los Rabbits, donde los protagonistas son esos pequeños personajes que sorprenden con efectos especiales; Sebastián Loeb Racing Experience, en la que viajar junto al piloto francés en un coche deportivo con un casco de realidad virtual; subirse a la mariquita voladora de Arthur la Aventura 4D y volar guiados por los personajes de la trilogía Arthur y los Minimoys, o moverse al ritmo de la música en Baila con Robots, en una de las más intensas donde subidos a brazos robots son de las que más gustan. Y, por supuesto El Viaje Extraordinario, premio a la mejor atracción europea en 2017, donde la vista y el olfato te llevarán a dar la vuelta al mundo en cuatro minutos.

futuroscope_La_Maquina_del_TiempoVER GALERÍA

futuroscope-simuladoresVER GALERÍA

Emocionante la película del Kinemax, con la pantalla plana más grande de Europa, sobre el astronauta Thomas Pesquet y su aventura en el espacio. Pero, sobre todo, la atracción Ojos que no ven, en la que vivir, en primera persona, la sensación de total oscuridad. La experiencia se vive de la mano de invidentes y en pequeños grupos donde uno se deja guiar por las calles de una gran ciudad, navegando por un pantano o escalando una montaña, eso sí, totalmente a ciegas, es el momento de ponerse en la piel de personas con deficiencia visual y la experiencia es, sin duda, única.

bar-aereo-futuroscopeVER GALERÍA

Para los que no tienen vértigo hay que subir al que fue el primer bar aéreo del mundo. ¿Un zumo, un refresco, champán? Habrá que elegir qué vas a tomar a 35 metros del suelo (¡sujeta bien la cámara de fotos que la vas a usar seguro!). Y como colofón, el espectáculo nocturno sobre un escenario acuático imaginado por Le Cirque du Soleil.

¿Y qué novedades hay este año?

La principal novedad está en Futuropolis, una mini-ciudad inaugurada en 2019 y dedicada a los más pequeños, donde podrán jugar a ser mayores haciendo de bomberos, marineros, pilotos de avión o pilotar barcos de rescate. Todo en un espacio sostenible y comprometido con el medio ambiente donde las máquinas son ecológicas, las plantas consumen poca agua, y hasta puedes cargar tu teléfono en cargadores con energía renovable.

Academia_Salvavidas_FuturopolisVER GALERÍA

A los más pequeños les encantará tomar el volante de una embarcación de salvamento y deslizarse sobre el agua a toda velocidad en la Academia salvavidas, en El estadio acualímpico podrán saltar en enormes trampolines flotantes, aprender a ser pilotos a bordo de coches eléctricos, montarse en un barco turbo splash a experimentar el principio de Arquímedes (nada menos…), pasar por una máquina centrifugadora no apta para mareos, montar en artefactos voladores al estilo de Leonardo da Vinci o conducir unas extrañas bicis acuáticas en Le Vélodrole  ¡a ver quién consigue aparcarlas!

estacio-acualimpico-futuropolisVER GALERÍA

¿Cómo conseguir entradas?

A través de la web es.futuroscope.com/tarifas-y-reservas se pueden reservar entradas de uno o varios días o paquetes con entrada al parque más hotel. Así evitarás colas y te beneficiarás de los descuentos por reserva online. También se puede hacer a través de la oficina de reservas de España (tel. 902 40 12 12). En la entrada os facilitan planos en español y cascos para disfrutar de las atracciones en la que es necesario la traducción.

futuroscope-espectaculoVER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

¿CÓMO LLEGAR?

La mejor combinación será volar desde España a Burdeos. La compañía Air Nostrum (airnostrum.es) ofrece vuelos Madrid-Burdeos con tres frecuencias diarias durante la temporada de verano. Una vez en Burdeos, el TGV (es.oui.sncf/es/tgv/), el tren de alta velocidad, tarda algo menos de hora y media en llegar a Poitiers.  De la ciudad a Futuroscope hay apenas 12 kilómetros y una línea de autobús comunica regularmente el centro de Poitiers y la estación TGV con el parque. También está conectada la ciudad con el parque en tren en diez minutos.

Otra opción es volar desde España a París y desde allí el TGV directo a Futuroscope (el propio parque tiene estación de TGV) en 80 minutos.

¿DÓNDE DORMIR?

Si la opción elegida es dormir en alguno de los hoteles que rodean el parque de Futuroscope, los hay entre una y cuatro estrellas, existe un bus gratuito entre los hoteles y la entrada con varios trayectos al día, aunque es posible llegar a pie porque muchos están realmente cerca y si se prefiere el coche el aparcamiento es gratuito para los huéspedes de estos hoteles. El Hotel du Futuroscope es el único dentro del mismo, con acceso directo por un paso de peatones.

poitiers-les-archives-restauranteVER GALERÍA

Para quienes prefieran alojarse alguna noche en Poitiers, una buena elección será el Hotel Mercure (accorhotels.com) en el centro de la ciudad. Se ubica en una antigua capilla jesuita de mediados del XIX y cuenta con habitaciones dúplex que ocupan la antigua capilla, y un espectacular restaurante, Les Archives, uno de los mejores de la ciudad, donde las mesas se ubican en medio de la que fuera nave central de la iglesia.

Te contamos más sobre Futuroscope aquí:

Todo lo que necesitas saber para hacer un viaje extraordinario al futuro

Más información:

Futuroscope (es.futuroscope.com) Turismo de Poitiers (poitiers-turismo.com); Turismo de Chauvugny (tourisme-chauvigny.com)

Más sobre

Read more