Cartagena de Indias, la ciudad colonial más bonita de América

Por sus callejuelas, templos coloniales, murallas y fuertes defensivos, esta histórica ciudad Patrimonio de la Humanidad no puede ser más fascinante. Pero es que, además está el ambiente de sus playas, como en las cercanas Islas del Rosario, y sus románticas noches ambientadas con cumbias y vallenatos. Sin duda, es la reina indiscutible de la costa del Caribe colombiano.

El principal atractivo de esta ciudad colombiana es la ciudad vieja, protegida por las gruesas murallas construidas tras las invasiones piratas. A pie o en carroza se pueden recorrer de noche sus barrios históricos del Centro y San Diego, con sus calles y plazas coloniales con balcones floridos con un toque español y decenas de hoteles boutique enclavados en sus antiguos palacios, bares de copas, restaurantes y tiendas.

Cartagena-de-Indias-torre-relojVER GALERÍA

Será muy sencillo encontrarse con las palenqueras, esas mujeres siempre sonrientes, vestidas de colores, que lucen con elegancia en sus cabezas las más variadas y frescas frutas del país. Y, cómo no, descubrir la arquitectura de sus principales edificios: el Palacio de la Inquisición, el más notable de todos, antigua sede de la Inquisición; el convento e iglesia de San Pedro, fundado por los jesuitas en el siglo XVII; la Puerta del Reloj, también llamada Boca del Puente y principal entrada al recinto, con su reloj de 1888; la iglesia de Santo Domingo, la más antigua de Cartagena de Indias, con el enorme Cristo de la Expiración en su interior que contrasta con una de las populares esculturas de Fernando Botero, situada fuera del templo; las Bóvedas, el almacén de municiones y provisiones de los españoles, transformado en mazmorras a finales del siglo XVIII y la majestuosa catedral de Santa Catalina de Alejandría, con una hermosa cúpula de estilo florentino. Además de este hermoso recinto, repleto de casas señoriales, es aconsejable pasear por el barrio de Getsemaní para descubrir cómo es la vida auténtica de los cartageneros y comprobar la calidez y la amabilidad de sus gentes que entonan cumbias y vallenatos en las esquinas y puertas de las casas. 

EL BALUARTE MÁS GRANDE DEL NUEVO MUNDO

Todo el casco viejo de Cartagena es en sí una fortaleza, pero fuera de la ciudad se distribuyen más fortificaciones levantadas en puntos estratégicos. El más importante de todos es el Fuerte de San Felipe de Barajas, el edificio militar español más grande del Nuevo Mundo en todas sus colonias. Su construcción se inició en 1536 y fue ampliado en 1657 sobre la colina de San Lázaro, desde donde se dominaba cualquier intento de invasión. Hoy merece la pena perderse por su complejo de túneles conectados en puntos estratégicos para repartir las provisiones y, sobre todo, para facilitar la evacuación, aunque nunca fue necesaria, pues el fuerte jamás fue conquistado.

castillo-San-felipe-cartagena-de-indiasVER GALERÍA

ATARDECERES EN EL CAFÉ DE MAR

Nadie puede discutir que la mejor puesta de sol en Cartagena de Indias hay que disfrutarla en el Café de Mar. El lugar que fuera elegido para iniciar la construcción de los 14 kilómetros de muralla del centro histórico, una obra faraónica para su tiempo, pues se alargó durante 150 años, y Patrimonio de la Humanidad. Hoy, este rincón del baluarte del Santo Domingo abre todos los días del año y sus fieles lo llenan para degustar sus exóticos cócteles y escuchar música house, chill out y electrónica bajo la luz de la luna.

LA FACHADA MÁS FOTOGRAFIADA

En la calle Curato, en el barrio de San Diego, está el restaurante Marzola, cuya fachada es la más fotografiada de Cartagena. Y es que en este restaurante con parrilla argentina sus propietarios instalaron lámparas, espejos, relojes, cuadros, avisos, refranes y fotografías del papa Francisco o de los futbolistas Maradona y Messi, entre otros objetos antiguos, y unas sillas y mesas incrustadas en la pared donde se puede leer «No tenemos wifi, hablen entre ustedes».

Cartagena-de-indias-ColombiaVER GALERÍA

LA CARTAGENA DE GARCÍA MÁRQUEZ

El escritor Gabriel García Márquez expresó en sus obras el amor profundo que sentía por Cartagena de Indias. Aquí se encuentra su casa y su mausoleo, en el patio central del Claustro de la Merced, muy cerca del Teatro de la Heroica, donde reposan las cenizas del Premio Nobel de Literatura. Al entrar en el claustro, sobre una plataforma flotante se encuentra un busto de Gabo. 

DOS HOTELES HISTÓRICOS DE LUJO

Intramuros se descubren dos hoteles de lujo: Santa Clara y San Teresa. El primero ocupa el antiguo convento Santa Clara de Asís, un edificio colonial de 1621 envuelto en misterios. Y es que en él donde transcurre la aciaga historia de Del amor y otros demonios, de García Márquez. Resulta asombroso comprobar cómo se han conservado criptas, pozos, confesionarios, pinturas, puertas, ventanas ocultas y objetos de cerámica en algunas de sus salas, que se utilizan actualmente para eventos, entre las que destaca la suite presidencial, pensada y diseñada por Fernando Botero y su hija Lina Botero. 

Sobre el antiguo convento fundado en el siglo XVII en honor a la Santa de Ávila se levanta el Hotel Charleston Santa Teresa, todo él adornado con piezas antiguas, como si se tratara de un auténtico museo. Desde su parte superior, junto a la piscina, se disfruta la mejor panorámica de la ciudad vieja mientras se degusta un refrescante jugo de porozo, la limonada de coco que se inventó en este histórico lugar.

LA VISTA MÁS ESPECTACULAR

Es la que regala, desde lo alto de una colina, el convento de la Popa. Una capilla del siglo XVI con la imagen de la Virgen de la Candelaria, patrona de la ciudad, muy venerada por los cartageneros. Destaca también al entrar en el monasterio un patio español con grandes columnas que soportaron los numerosos ataques enemigos sufridos en la ciudad. 

Islas-Rosario-cartagena-de-indias-colombiaVER GALERÍA

BARÚ Y LAS ISLAS DEL ROSARIO

Son una de las zonas residenciales más valoradas en Cartagena. Suman 30 islotes e islas rodeados de arrecifes de coral que atraen por la belleza de sus aguas. Toda la zona fue declarada Parque Nacional Natural Islas Corales del Rosario y San Bernardo y se extiende por unas 120.000 hectáreas de plataforma submarina. Destaca la isla de San Martín, con un acuario muy popular que ofrece un espectáculo de delfines y rayas, tortugas marinas y peces tropicales, mientras que Barú, en realidad un brazo de tierra que se adentra en el mar, cuenta con las mejores playas y un área de manglares y corales.

DATOS PRÁCTICOS

DOCUMENTACIÓN

Pasaporte en vigor. Los españoles no necesitan visado para viajar a Colombia, siempre y cuando la estancia no se alargue más de 90 días. 

CÓMO LLEGAR 

La compañía Avianca ofrece vuelos directos diarios desde Madrid y Barcelona a Bogotá, con una duración aproximada de 10 horas, y desde la capital colombiana hay muchas frecuencias diarias a Cartagena de Indias

DIFERENCIA HORARIA

+6 horas.

MÁS INFORMACIÓN

Colombia.travel/es y procolombia.co

Y también puedes leer:

Lo que no te debes perder en tu primera visita a Colombia

Ocho pistas imprescindibles para disfrutar Bogotá

Más sobre