Descubre a fondo Úbeda y Baeza, dos ciudades llenas de historia

Úbeda y Baeza, dos ciudades monumentales entre olivos para este finde

Solo ocho kilómetros separan estas dos ciudades hermanas enclavadas en el corazón de la provincia de Jaén, frente al valle medio del Guadalquivir y las montañas azuladas de Sierra Mágina. Son Patrimonio Mundial y tienen una historia y un patrimonio que para sí quisieran muchas capitales de provincia.

by MANUEL MATEO PÉREZ

Comenzando por el principio. A las andaluzas Úbeda y Baeza hay que recorrerlas a pie porque buena parte de sus barrios protegidos son, por suerte, peatonales. La mayor de las dos hermanas es Úbeda y tiene una de las plazas más bellas del viejo continente. Se trata de la plaza Vázquez de Molina, aunque aquí todos la conocen como plaza de Santa María por la importancia que en su día tuvo la colegiata de Santa María de los Reales Alcázares, primitiva mezquita y desde hace unos años un recuperado templo gótico. Frente a él abre el imponente palacio de Juan Vázquez de Molina, actual sede del Ayuntamiento y uno de los muchos edificios proyectados por el arquitecto Andrés de Vandelvira, el inspirador del renacimiento jiennense, de cuya obra queda memoria en numerosos pueblos y ciudades de la provincia.

jaen-1aVER GALERÍA

De Vandelvira son los otros dos grandes monumentos que cierran la plaza: la capilla funeraria de El Salvador y el palacio del Deán Ortega, uno de los primeros paradores de turismo. En el primero, Vandelvira se hizo cargo de la iglesia proyectada inicialmente por Diego de Siloé. El impulsor de aquel edificio fue Francisco de los Cobos, príncipe del renacimiento, secretario de estado del emperador Carlos y consejero de su hijo Felipe II. De los Cobos nació en Úbeda, y su poder y su riqueza contribuyeron a engrandecer su ciudad y a atraer hasta aquí a una poderosa corte de aristócratas.

Si Úbeda es una ciudad animada, más grande y abierta, y con la cultura como una de sus señas de identidad, gracias en buena parte también al que es uno de los centros culturales más grandes de la provincia, el antiguo hospital de Santiago, obra también de De los Cobos, Baeza es poética y callada, como el alma del poeta Antonio Machado, que anduvo aquí durante unos años impartiendo clases de gramática francesa en el instituto de la Santísima Trinidad, enfrente del palacio de Jabalquinto, en un aula que aún conserva su mobiliario original, objetos del autor de Campos de Castilla y cartas y libros de la época.

jaen-3aVER GALERÍA

Ahí al lado también está el aulario de la Universidad Internacional de Andalucía, muestra del poder que tuvo la iglesia en Baeza, frente a la iglesia de la Santa Cruz, una de las escasas muestras del tardorrománico en tierras andaluzas. Como también lo son del manierismo y el primer barroco de la región otras iglesias repartidas por la ciudad: San Pablo es una, San Andrés otra y El Salvador una de las más conocidas. 

Muy próxima a la Universidad queda la catedral, donde Vandelvira también dejó su huella, y a sus espaldas algunas de las calles más bellas de la ciudad, todas de piedra, como un laberinto medieval que termina en los miradores que otean el valle y la sierra.

Y SI QUIERES ALARGAR EL FINDE, NO TE PIERDAS:

EL MUSEO DE LA CULTURA DEL VINO

La Hacienda de la Laguna (oleotorjaen.es) es un amplio complejo natural y cultural que se halla a una decena de kilómetros de Baeza, a un lado de la pequeña localidad del Puente del Obispo. Además de piezas etnográficas y una bodega, cuenta con un jardín de variedades con más de un centenar distintos de olivos. En sus inmediaciones destaca la Laguna Grande, considerada reserva natural, hábitat de numerosas especies de aves acuáticas. 

jaen-2aVER GALERÍA

SABIOTE

En esta población de aliento renacentista, situada a una decena de kilómetros de Úbeda, destaca su castillo, la iglesia de San Pedro y el tipismo de las calles y casonas solariegas del barrio del Albaicín. 

GUÍA PRÁCTICA

DÓNDE DORMIR

En Úbeda, en el Palacio de Úbeda (palaciodeubeda.com), un cinco estrellas gran lujo que ocupa el palacio de los Condes de Guadiana, una de las grandes casas señoriales de la ciudad, posee spa y un restaurante de alta cocina. Y en Baeza, en Puerta de la Luna (hotelpuertadelaluna.com), uno de los más encantadores establecimientos hoteleros de la provincia. Delicioso patio de verano con piscina y terraza nocturna. Y para el invierno, salones con chimenea. En Sabiote, el Palacio de los Manillas (palaciolasmanillas.com), que ocupa una gran casa solariega. De cálidas habitaciones, buena comida tradicional y un sugerente salón. 

DÓNDE COMER

En Baeza, en Juanito (juanitobaeza.com). Es posiblemente el mejor restaurante de cocina tradicional de España. Fueron los primeros embajadores del aceite de oliva virgen extra y lo mejor una vez sentados en dejarse tentar por su menú degustación. 

En Úbeda, en Cantina La Estación (Cuesta Rodadera, 1), cuyo comedor es la inspiración de un vagón decimonónico. Lo que no es viejo es su cocina, inspirada en tradiciones culinarias, materias de mercado y modernidad. 

Más sobre: