La Valeta, una parada imprescindible para amantes de la cultura

La Valeta, la ciudad de moda en 2018, pura efervescencia cultural

Las calles de la fortificada capital de Malta, en la punta de la península del Monte Sceberras, dibujan una cuadrícula salpicada de palacios, templos y jardines de aires renacentistas y barrocos. Si ya con ello daría suficiente para una escapada, mucho más este año, que están desembarcando en ella cientos de artistas internacionales para dar aún más brillo a la que ejerce como Capital Cultural Europea.

by GALO MARTÍN APARICIO

La capital de Malta vive un año grande, porque para celebrar su capitalidad cultural ha preparado más de 140 proyectos y 400 eventos (valletta2018.org) –desde ópera clásica hasta música y cine, pasando por performances y moda– y tienen como escenario sus principales enclaves: la fortaleza de San Elmo, la concatedral de San Juan –donde no hay que perderse la decapitación de San Juan Bautista que Caravaggio pintó para su oratorio–, el Museo Arqueológico Nacional y el Gran Puerto. Difícil será no coincidir con alguno y además siempre estarán algunos especiales que permanecerán más allá en el tiempo, como el Valletta Design Cluster, antiguo matadero reconvertido en galería de arte, y el mercado Is-Suq tal-Belt, que tras su renovación sigue manteniendo su impresionante estructura metálica.

Entre evento y evento es momento de descubrir la ciudad que tanta historia guarda entre sus muros. La zona antigua se eleva sobre dos muelles: Marsamxett y el Gran Puerto. Desde el primero se alcanza a ver la pro catedral anglicana de San Pablo, en frente del segundo se alinean las Tres Ciudades: Vittoriosa, Cospicua y Senglea, hogar de los Caballeros de la Orden de San Juan, que aquí vivieron ‘arrendados’ por Carlos I tras ser expulsados por el sultán Solimán el Magnificó de la isla de Rodas.

><img alt=VER GALERÍA

Mientras se suben y se bajan escaleras por calles estrechas, preñadas de coloridos balcones asomados al Mediterráneo, se oye conversar en inglés y maltés a los vecinos. El patrimonio heredado se alterna y se honra a partes iguales en La Valeta. Un museo al aire libre en el que no falta una estatua conmemorativa del gran maestre Jean Parisot La Valette, al que debe la ciudad su nombre, a espaldas del nuevo Parlamento. Este edificio, obra de Renzo Piano, luce en el espacio que domina las ruinas neoclásicas de la antigua ópera, transformada por el arquitecto italiano en un teatro descubierto. El arquitecto que también remodeló la puerta principal de acceso a la ciudad haciendo de ella una entrada diáfana. Un contrapunto arquitectónico que ha sumado méritos para que La Valeta haya sido designada la Capital Europea de la Cultura 2018. 

><img alt=VER GALERÍA

La calle República atraviesa el centro histórico de la ciudad. En esta misma vía y en las que cortan se suceden plazas; la de la Independencia, la de la República, la de San Juan y la de San Jorge, albergues de los Caballeros de la Orden de San Juan y otros edificios históricos, como el Palacio del Gran Maestre (heritagemalta.org), actual oficina del presidente de la República, y la Casa Rocca Piccola (casaroccapiccola.com). Museos también hay: de la Guerra, Muza (antiguo museo de Bellas Artes, su inauguración está prevista a mediados del año 2018) y de Arqueología. Entre tan cultura no está de más recorrer los 665 metros de largo de la calle Estrecha, una vía en la que se suceden bares y restaurantes, hoy más tranquilos que durante el siglo XIX y mediados del XX, y que dará mucho que hablar en 2018 con motivo de las diferentes actividades culturales que se van a celebrar en ella. Si se quiere cenar sano una buena opción son las mesas y los taburetes del Gugar Bar (89 Republic St). 

El centro histórico de La Valeta es un paseo donde el peatón tiene preferencia respecto a los coches que circulan por el lado izquierdo. Costumbre inglesa heredada. Igual que las cabinas de teléfono de color rojo que parecen decorar las esquinas de camino a los jardines Barrakka. Son dos, el de arriba y el de abajo, y ambos se asoman al Gran Puerto. 

><img alt=VER GALERÍA

En el agua los veleros navegan entre La Valeta y las Tres Ciudades, asentadas sobre colmillos de tierra que no terminan de hincarse en la muralla capitalina. Una travesía a bordo de una barca de remos brinda otra manera de mirar a la ciudad (maltaboattours.com). Uno de los caprichos que todo el mundo se da cuando visita Valletta.  

El paseo marítimo (vallettawaterfront.com) da un respiro a esa lección de historia y arte en la que se convierte el deambular por las calles de la capital de Malta. A orillas del mar la oferta de ocio y entretenimiento se ha hecho un hueco con restaurantes, bares y tiendas frecuentados por locales y turistas que relajan el ambiente en este bastión que está de moda. 

><img alt=VER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR

La mayorista Politours (politours.com) ofrece viajes de cinco o seis días para Semana Santa con salidas desde Madrid, Barcelona y Vitoria, desde 385 €.

CITAS CULTURALES EN LA CAPITAL CULTURAL 2018

El Festival Verde, del 4 al 6 de mayo en la plaza San Jorge

La Semana de la Moda, del 28 al 2 de junio en la fortaleza San Elmo

Festival de Cine, del 8 al 17 de junio, en varias localizaciones de la capital maltesa

Festival Internacional de las Artes, del 29 de junio al 14 de julio

Festival de Literatura Mediterránea, del 23 al 25 de agosto, en la fortaleza San Elmo

La Noche Blanca, el 6 de octubre

DÓNDE DORMIR

En Casa Ellul (casaelllul.com), un hotel boutique ubicado en una casa decimonónica con mucho encanto en el centro histórico de La Valeta. También en el Palazzo Prince d´Orange (palazzoprincemalta.com), un estiloso alojamiento ubicado en un edificio histórico, y en SU29 Hotel (su29hotel.com), un hotel emplazado muy cerca de los jardines de arriba de Barrakka de decoración contemporánea.

DÓNDE TOMAR ALGO

En The Pub (136 Triq l-Arċisqof), un bar de estética británica que solía frecuentar el actor Oliver Reed. The Bridge Bar (Santa Úrsula, 258) es, de mayo a octubre es un excelente sitio para escuchar música jazz en vivo. Y, también en Django Jazz Bar (República, 211), cuyo nombre lo dice todo: bebida, comida y música de jazz. 

Una vez contemplada la Capital Cultural Europea como destino para tus próximas vacaciones nos preguntamos, ¿con cuál de estas opciones que te proponemos a continuación te quedarías?

 

 

Más sobre: