excursiones-desde-munich

Tres excursiones a tiro de piedra desde Múnich

Tras conocer los iconos más respetados de la capital bávara, con Marienplatz como centro de su compacto casco histórico y presidida por los casi cien metros de fachada de su Ayuntamiento, hay que seguir explorando sus alrededores, donde surgen palacios de cuento de hadas, decenas de lagos a cuyas orillas toman asiento pueblos con mucho sabor o el único parque nacional alpino de Alemania. 

by hola.com

LAGO DE STARNBERG
A 30' en tren

Al lago de Starnberg se puede llegar en apenas media hora en tren desde Múnich. Existen decenas de lagos repartidos por la geografía bávara, pero este es uno de los más grandes y atractivos. Ubicado a apenas 25 kilómetros al sur de la capital, tiene una superficie de 56 kilómetros cuadrados y está rodeado de jardines y coquetas playas lacustres, además de pueblos repletos de restaurantes donde degustar las especialidades bávaras de pescado. En este lago, por cierto, murió ahogado el rey Luis II. Escondido en sus orillas se encuentra el Museo Buchheim, que alberga una interesante colección de artistas de vanguardia como Picasso, Chagall, Braque y de expresionistas alemanes. En el lago también se puede tomar un bote para navegar entre las localidades de Starnberg y Tutzing o montar en bici en alguno de los senderos que lo rodean.

lago-Starnberg-AlemaniaVER GALERÍA

CASTILLO DE NEUSCHWANSTEIN
A 130 kilómetros en coche o en tren
Ubicado junto a los Alpes bávaros y a 130 kilómetros desde Múnich o en tren desde la población de Füssen, el castillo de Neuschwanstein es otro de los grandes atractivos de Baviera y está considerado oficialmente la inspiración de Walt Disney para su palacio de la Bella Durmiente. En el interior, sus murales recuerdan las leyendas medievales y las óperas de Wagner. Lo mandó construir sobre una roca en 1866 el rey Luis II de Baviera, conocido como el Rey Loco, con la intención de retirarse del mundo. Hoy es el edificio más fotografiado de Alemania. Una fantasía romántica que encarna el ideal de un castillo medieval alemán e incorpora muchos elementos modernos para la época, como calefacción central, luz eléctrica, agua corriente y hasta línea telefónica. La fortaleza se asienta a unos pocos kilómetros de la frontera con Austria, en el paraje de Hohenschwangau, en el municipio de Füssen, y los alrededores son fabulosos para hacer senderismo con la familia.

castillo-neuschwanstein-alemaniaVER GALERÍA

BERCHTESGADENER LAND
A 150 kilómetros
Berchtesgadener Land es una comarca especialmente hermosa para descubrir en coche de alquiler. Tiene una larga tradición de deportes de invierno, con múltiples opciones, desde esquí, snowboard, paseos con raquetas, excursiones con esquís y esquí de fondo, hasta patinaje y trineo). Y en los meses con buen tiempo es el paraíso para los aficionados al senderismo, la bicicleta de montaña, el rafting y la escalada. En Berchtesgadener Land está el único parque nacional alpino de Alemania, en una de cuyas cumbres se encuentra el Nido del Águila, la casita para el té que le construyeron los nazis a Hitler en mitad del cielo de Baviera. Han pasado casi 80 años y aún hoy su carretera es la más alta de Alemania, cuya cumbre se encuentra a casi 2000 metros de altitud. No está permitida la circulación de vehículos por ella, solo la transita una línea pública de autobuses y entre los meses de primavera y otoño, cuando no hay nieve que congele el asfalto. En el mismo lugar donde salen los autobuses está el Dokumentation Obersalzberg, un centro de documentación con una fiel exhibición para conocer de primera mano, en una de las cunas del movimiento, cómo y por qué se gestó el nazismo. Del mismo centro sale un túnel que conduce a la red de seis kilómetros de búnkeres [se pueden visitar] que escondía el subsuelo de la residencia de verano de Hitler, el Berghof.

Berchtesgadener-nido-aguila-AlemaniaVER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA 

Dónde dormir
En Berchtesgaden, en el espléndido Kempinski Hotel Berchtesgaden (kempinski.com), ubicado en los Alpes bávaros –a mil metros de altitud–, con unas inmejorables vistas del valle y del macizo Watzmann, de 2.713 metros, el tercer pico más alto de Alemania. Su restaurante Le Ciel del chef Ulrich Heimann ha sido galardonado con una estrella Michelin. En Múnich, en el Schiller 5 (schiller5.com), un hotel boutique de diseño moderno ubicado en el barrio de la estación central de tren. Otra alternativa en la capital, esta vez de lujo, es el Mandarin Oriental en Neuturmstrasse (mandarinoriental.es). 

Más sobre: