Cómo disfrutar de la vida es bella en Taormina, la joya que cautivó a Audrey Hepburn

Bajo la atenta mirada del monte Etna, la dolce vita sigue dominando los rincones más bellos de la isla de Sicilia, todo un “paraíso en la Tierra”, tal y como la definió Goethe. Nos damos un paseo con mucho glamour por una de sus joyas más seductoras.

by hola.com

Razón no le faltaba al francés Guy de Maupassant cuando describió Taormina, una auténtica joya de Sicilia encaramada a la ladera de una escarpada montaña, como “todo lo que parece hecho en la tierra para seducir a los ojos, al espíritu y a la imaginación”. Y es que bohemios, escritores, artistas o celebrities de la época dorada de Hollywood han ido dejando un rastro de pensamientos y alabanzas hacia la bella isla de Sicilia, forjando así uno de los destinos más irresistibles del Mediterráneo. Estas son las pistas de lo que no puedes dejar de hacer en ella:

TaorminaVER GALERÍA

UNA BUENA PASSEGGIATA
Es este un lugar donde aún se respira el dulce aroma de la dolce vita y donde personalidades como Truman Capote, Audrey Hepburn o Woody Allen, además de numerosos viajeros anónimos, han caído rendidos a sus encantos. Y no son pocos. En un destino cuyo mejor pasatiempo es disfrutar de una buena passeggiata es sencillo sentirse especial a la vera del monte Etna y respirar el glamour que acompaña a las empedradas calles y coquetos comercios de la ciudad de Taormina.

TaorminaVER GALERÍA

PASAR POR EL MOCAMBO, QUE INSPIRÓ A TENNESSEE WILLIAMS
No es de extrañar, pues, que fuera en este bonito rincón siciliano envuelto en buganvillas, salpicado de plazas como la piazza Vittorio Emanuele y vertiginosos miradores como el del santuario de la Madonna della Rocca, donde Tennessee Williams escribiera parte de La gata sobre el tejado de zinc o Un tranvía llamado deseo. Inspiración no debió faltarle entre los muros del histórico bar Mocambo, un lugar que no es como cualquier otro, sino que representa todo un centro de culto donde respirar, una vez más, el glamour de los años 50 y 60, la época dorada de Taormina.

TOMAR UNA RICA ‘GRANITA’ Y UN CANNOLO SICILIANO
Seguro que Truman Capote, al igual que Williams, disfrutaba de los encantos del Mocambo y también de la típica granita (granizado, crema y un brioche caliente) en el Bam Bar, una dura competencia al cannolo siciliano que tan loco volvía a Tony Soprano en la famosa serie Los Soprano y que decora los escaparates de las pastelerías sicilianas a lo largo del Corso Umberto I, la arteria principal de Taormina, que comienza en la porta Messina, la puerta Norte de la ciudad.

TaorminaVER GALERÍA

ACUDIR UNA NOCHE AL TEATRO GRECO
Pero si todos los caminos del mundo conducen a Roma, en Taormina lo hacen, con calma y glamour, hasta el antiguo anfiteatro griego. Son numerosas las calles adoquinadas que conectan directamente con el corazón que hace latir a esta pequeña y coquetona localidad siciliana. Gracias a una privilegiada ubicación y a su acústica impresionante, el Teatro Greco es uno de esos lugares que no se olvidan. Con el mar Jónico bajo su histórica estructura, la fuerza del volcán Etna al frente y la energía que se desprende de esta tierra de batallas, acudir a cualquiera de las obras que se representan en su interior es, hoy por hoy, una experiencia inolvidable.

EN FUNICULAR A ISOLA BELLA
Es precisamente en el mar, hasta donde se llega a través de un funicular o una vertiginosa carretera, donde espera una nueva aventura a la siciliana en Taormina, concretamente en la preciosa Isola Bella, que fue lugar de residencia del rey Fernando el I de las Dos Sicilias en 1800 y que hoy es considerado monumento de interés histórico.

TaorminaVER GALERÍA

LAS MEJORES VISTAS PARA ENAMORARSE
Desde aquí es posible viajar hasta la famosa grotta Azzurra, el golfo de Giardini y la bahía de las Sirenas antes de alcanzar el cabo Taormina, un lugar donde maravillarse y contemplar las vistas de Taormina, Giardini, Naxos y el monte Etna, el volcán más alto y activo de Europa. Un lugar donde enamorarse, aún más si cabe, de la isla de Sicilia.

TaorminaVER GALERÍA

NO DEJES DE… Hacer un tour al monte Etna, el volcán más alto y activo de Europa, que discurre a lo largo de las gargantas del río Alcántara, un cañón con muros de hasta 50 metros de alto que además cuenta con unas maravillosas cascadas naturales. Están situadas a unos 17 kilómetros de Taormina y junto con la visita a las diferentes aldeas situadas en las laderas más bajas del Etna y el ascenso para poder explorar los cráteres y cuevas de lava, forman una de las excursiones más impresionantes de toda Sicilia.

TaorminaVER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR
Compañías como Iberia o Vueling tienen vuelos directos hasta Catania, a 52 kilómetros de Taormina, o Palermo, la capital. Una vez en el destino, lo mejor es alquilar un coche para recorrer la isla, no así en las calles del centro histórico de Taormina, que no son transitables en vehículo.

DÓNDE DORMIR
El Belmond Grand Hotel Timeo (grandhoteltimeo.com) o el Belmond Villa Sant’Andrea (hotelvillasantandrea.com ) son dos de los hoteles más bonitos y con mejor ubicación de Taormina. El primero tiene el privilegio de compartir ubicación con el Teatro Greco, y hasta una pared, y es el hotel más lujoso de la isla. Entre sus históricos muros se divirtieron de lo lindo lo más granado de la belle époque. El segundo es una suntuosa villa italiana situada literalmente a la orilla del mar.

DÓNDE COMER
Algunos de los mejores restaurantes donde disfrutar ricos platos en Taormina son Malvasía (Apollo Arcageta 8), La Botte (labotte1972.it) o Maffei's (ristorantemaffeis.com). Todos, claro, acompañados por un buen vino de la variedad Grillo, muy popular en Sicilia.

Más sobre: