Otoño en Aínsa, un pueblo museo rodeado de naturaleza

Hacemos una escapada a la capital del Sobrarbe, una villa de piedra impecable que parece de postal. Declarada conjunto histórico artístico, se encuentra en la encrucijada de todos los caminos que llevan al corazón del Pirineo oscense. Paradas imprescindibles para disfrutar esta estación.

by hola.com Aínsa es un pueblo de trazas muy simples: dos plazas –la Mayor y la del Salvador-, dos calles –la Grande y la Pequeña- que las comunican en un ida y vuelta sin fin, una iglesia románica y, enfrentado a ésta, un castillo, en uno de los extremos de esta villa cuya silueta dibuja desde el cielo un barco varado. No tiene más, y ni falta que le hace, porque con ello le basta para ser uno de los pueblos con más encanto del Pirineo aragonés. Bueno, también tiene una larga historia escrita en sus piedras, de la que hoy queda en herencia un conjunto monumental auténtico rodeado de ríos y nieves perpetuas.

AinsaVER GALERÍA

Al pie de la imponente Peña Montañesa y sobre un cerrete desde el que se domina todo el entorno, Aínsa parecía predestinado a ser un lugar de encuentro, estando como está en una encrucijada de caminos y en la confluencia de los ríos Cinca y Ara. Y así ha sido siempre. Ahora, la capital de la comarca del Sobrarbe es un eje importante para los que van en busca de aventuras en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido o en los naturales de los Cañones y la Sierra de Guara y Posets-Maladeta.

AinsaVER GALERÍA

Tiene Aínsa dos caras: la más comercial, la de su barrio de abajo, en el cruce de carreteras, donde los vecinos fueron tomando asiento a mediados del siglo XX tras abandonar el recinto amurallado. Y, en lo alto de la colina, la turística Aínsa, un pueblo museo concentrado en un pequeño espacio y resumido en un breve paseo. En una punta, el castillo fortaleza, que da cobijo a la oficina de turismo, al Centro de Interpretación del Geoparque del Sobrarbe y, en la torre del homenaje, a un Ecomuseo. En la otra, el Portal de Afuera, una de las cinco puertas que se conservan. Y entre ambas, un conjunto medieval arquetípico, con sus callejuelas, su plaza porticada con edificios de los siglos XII y XIII y dos bodegas comunales, los restos de diversos lienzos de las murallas y sus casonas de piedra tostada; las de la calle Mayor (Gonzalo I), con fachadas importantes que alardean de escudos y ventanas geminadas, como la casa Arnal o la casa Bielsa o, más aún, la de los Latorre, del siglo XVII, donde toma asiento el Museo de Oficios y Artes Tradicionales.

AinsaVER GALERÍA  

En la calle Pequeña, llamada oficialmente de Santa Cruz, las edificaciones más modestas, pero para compensar, aquí está la iglesia de Santa María, que fue colegiata, asomando por una esquina a la plaza Mayor. Y si interesante es su cripta y su claustro irregular, más lo es su torre, a la que hay que subir si se quiere disfrutar desde las alturas de las mejores vistas de este pintoresco pueblo medieval.

AinsaVER GALERÍA

No dejes de…
Acercarte hasta el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido para admirar las bellas cascadas de Arripas, Estrecho, La Cueva y la popular Cola de Caballo, sin olvidar Torla, puerta de entrada al parque y notable ejemplo de la arquitectura rural pirenaica. Y también recorrer el imponente Cañón de Añisclo, estrecha garganta por donde discurre el río Bellós. Desde la ermita de San Urbez y tras cruzar el puente medieval, comienza un paseo de tres horas entre bosques y pequeñas cascadas.

Dónde dormir

LOS SIETE REYES
[lossietereyes.com]. Antigua casa rural familiar en la plaza porticada de Aínsa cuyas habitaciones ostentan nombres de los reyes aragoneses del siglo XV.
LOS ARCOS [hotellosarcosainsa.com]. Hospedería funcional en plena Plaza Mayor con restaurante ubicado en las bodegas de la casa.
POSADA REAL [posada.real.com]. Edificio del siglo XII situado junto a la iglesia con interiores de estilo rústico.

Dónde comer

CASA CALLIZO [tel. 974 50 03 85 ]. Vistas magníficas sobre el río Cinca y platos imaginativos de calidad muy bien presentados en la Plaza Mayor de Aínsa.
BODEGON DEL MALLACÁN [tel. 974 50 09 77]. Restaurante medieval con especialidad en ternasco al horno de leña.
BODEGAS DEL SOBRARBE [bodegasdelsobrarbe.com]. Antigua casona medieval que presenta platos actualizados de corte regional.

Más sobre: