Dos escapadas a rebosar de encanto para hacer en coche por Italia

De la Costa Amalfitana a los pueblos medievales del golfo de Génova. Porque más allá de Roma, Venecia y Florencia hay otros rumbos igual de sorprendentes para tomar en tierras italianas.

by hola.com

COSTA AMALFITANA 

Costa AmalfitanaVER GALERÍA

La Strada Statale 163, encajonada entre la montaña y el mar, despacha uno de los tramos costeros más soberbios de la Europa mediterránea. Acantilados, viñedos y huertos de limones, mansiones abiertas al mar por lo alto de los cerros y unas panorámicas increíbles se descubren al doblar cada curva en este sublime tramo que resume las esencias del Mediterráneo más glamouroso. En el camino, el pueblo de Vietri sul Mare, famoso por sus cerámicas, y el tradicional puerto anchoero de Cetara. Poco más allá, la recoleta playa de Erchie y el saliente de Capo di Orso, los adorables pueblitos de Minori y Atrani y, sobre todo, el aristocrático Ravello, con sus callejas y villas floridas colgadas sobre los acantilados, y Amalfi, la antigua República Marítima que llegara a rivalizar con las de Venecia, Génova y Pisa, por cuyas empinadas hechuras buscar todo un muestrario de tesoros renacentistas y palazzos patricios. Enseguida, las villas pescadoras de Conca dei Marini o Praiano. Y, como guinda, la también embrujadora Positano, cuyas casitas de tonos pastel se convirtieron en una de las mecas de los años de la ‘dolce vita’. 

Costa AmalfitanaVER GALERÍA


No te pierdas
Las gloriosas mozzarellas –de búfala o de vaca, de fior di latte y hasta ahumadas, en forma de trenza o de bocconcino– que da esta tierra única no solo por sus paisajes y sus históricos pueblitos sino, también, por su gastronomía. 

Costa AmalfitanaVER GALERÍA

Cómo moverte
En Nápoles, punto de partida, hay que alquilar un coche y si puede ser un descapotable, aunque sea un utilitario. Otra opción nada desdeñable es alquilarse una Vespa. 

Distancia de la ruta
30 kilómetros

Costa AmalfitanaVER GALERÍA


PUEBLOS MEDIEVALES DEL GOLFO DE GÉNOVA 

Cinque TerreVER GALERÍA


La Riviera di Levante de la costa de la región de Liguria esconde casi llegando a La Spezia cinco fotogénicos y medievales pueblos de pecado: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Agarrados a los cerros, mirando de frente al golfo de Génova, Le Cinque Terre, que es como se los conoce en su conjunto, aparecen con sus enrocadas casitas de colores posadas sobre los acantilados entre paisajes de viñas y olivares y cultivos en terraza. La estrecha carretera que los hilvana y zigzaguea entre las laderas es ya todo un suculento aperitivo. Un puñado de preciosidades que, junto con el pequeño Parque Nacional que los rodea, la Unesco tuvo el acierto de declarar Patrimonio de la Humanidad. Monterosso, es el que tiene mejores playas; Vernazza, un casco histórico de empinadas callejuelas que se adorna de loggias y soportales, de mansiones y torreones y, en un extremo, del castillo de los Doria. Corniglia, el más pequeño, es el único que no toca el mar, y quizá por ello el más rural y tranquilo. Y, encerrado entre dos moles rocosas, el encandilador Maranola. Caminando casi al borde de los precipicios por la vía dell’amore puede continuarse a Riomaggiore, protegido por su viejo castello

Cinque TerreVER GALERÍA

CLICK EN LAS IMÁGENES PARA ACCEDER A LA GALERÍA

Cómo moverte
Génova y Pisa son los aeropuertos más próximos. El senderismo por el Parque Nacional que los rodea es uno de los grandes alicientes de Le Cinque Terre. El tren es otra excelente alternativa. Una línea férrea entre paisajes espectaculares tiene parada en todos los pueblos. La opción del coche tiene el inconveniente del aparcamiento, que es realmente complicado sobre todo en temporada alta. Además los pueblos son peatonales.

No te pierdas
La caminata por la vía dell’Amore entre Riomaggiore y Manarola; una de las más fáciles y espectaculares de la infinidad de senderos que recorren esta zona.

Distancia
30 kilómetros

Por si te apetece leer más sobre Italia:

George Clooney y su historia de amor con el lago de Como

Más de lo que imaginas en Pisa, un pedacito de la Toscana

Un paseo por el Milán de la gran diva Maria Callas

Guía imprescindible para pasar 48 horas en Venecia


Síguenos en
TWITTER y FACEBOOK

Más sobre: