Cinco excursiones en coche a menos de una hora de Lisboa

Sintra, los palacios de Queluz y Mafra, Obidos, Cascais. Si vas a hacer un viaje a la capital lusa y has previsto algunos días de más para conocer los alrededores, aquí tienes varias sugerencias de escapadas para completar unas vacaciones deliciosas.

by hola.com

SINTRA
Un suntuoso escenario teatral. Así se entiende esta ciudad Patrimonio de la Humanidad. Ubicada en un espectacular emplazamiento, entre despeñaderos, bosques y manantiales, fue uno de los retiros favoritos de los soberanos portugueses. Tiene una ciudadela vieja de calles intrincadas y casonas dieciochescas; quintas de la nobleza de semblante quimérico y enigmáticas fachadas; senderos sinuosos que se pierden en la espesura de la montaña y una buena colección de monumentos imprescindibles, como el Palacio Nacional de Sintra, que destaca a lo lejos por dos enormes y simbólicas chimeneas cónicas; el Palacio da Pena, a imagen y semejanza de los de Baviera y el Castelo dos Mouros, con una impresionante panorámica; además de la Quinta da Regaleira o el Palacio de Monserrate.

Excursiones en coche desde LisboaVER GALERÍA


No te pierdas:
-El Museo do Brinquedo, con una curiosa colección de juguetes de varias épocas.
-Entrar en las celdas excavadas en la roca del convento dos Capuchos.
-Asomarte al acantilado en cabo da Roca situado en la parte más occidental de Europa. 


Distancia desde Lisboa: 33 kilómetros (27 minutos)

PALACIO DE QUELUZ
Colosal en magnitud y boato, este palacio real es considerado el Versalles portugués y pasó de ser un pabellón de caza a palacio por mandato del príncipe Pedro, hijo de Joao V. Aunque estaba concebido para fiestas y música, fue escenario de varios dramas, como el de la Reina María I, que enloqueció al final de su vida. Desde fuera, el palacio real es una sucesión de melodiosas balconadas pintadas en tonos pastel, en su interior destacan el salón del Trono, la sala dos Embaixadores y los jardines, y también el salón de la Música, el corredor das Mangas y la escalinata de los Leones.

Excursiones en coche desde LisboaVER GALERÍA



No te pierdas:
-La cámara de Don Quijote, el dormitorio que vio nacer a Pedro IV, decorado con escenas del ilustre hidalgo de La Mancha.

Distancia desde Lisboa: 14 kilómetros (17 minutos)

MAFRA
Comparado con El Escorial por sus dimensiones, su origen votivo y su impronta palacial y religiosa, hicieron falta más de cincuenta mil obreros trabajando día y noche durante trece largos años para construir este gigantesco palacio y convento que el lujurioso monarca Joao V ordenó levantar si Dios le concedía un heredero. Tenía que ser el más grande de los palacios de su Reino y así fue: un coloso de 40.000 m2 con una fachada de 200 metros, 4.500 puertas y ventanas repartidas por 800 salas. La visita al palacio donde se entremezclan los estilos barroco y neoclásico, pasa por la botica del convento, los pabellones del Rey y la Reina, el museo, la basílica y, sobre todo, la biblioteca, uno de los espacios del saber más impresionantes de toda Europa. 

Excursiones en coche desde LisboaVER GALERÍA

No te pierdas:
-Un paseo por la Tapada Nacional de Mafra, un antiguo parque de recreo real para la caza formado por una zona de arbolada cruzada por cursos de agua en torrente.

Distancia desde Lisboa: 40 kilómetros (38 minutos)

OBIDOS
Hubo un tiempo en que Obidos fue uno de los puertos más prósperos del Atlántico portugués y resulta curioso, sobre todo, porque el océano queda a no menos de diez kilómetros en línea recta de las murallas que aprisionan la ciudadela. En la inmensa laguna que separa la villa del mar está la explicación. Obidos es uno de los rincones más evocadores de la Estremadura portuguesa, una antigua ciudad fortificada que domina un inmenso paisaje de lomas y hondonadas vigilando el litoral. Sus murallas protectoras, sus casas blancas y sus calles estrechas y sinuosas que se prolongan con escaleras, arocos, pasadizos y puertas ojivales evocan el ambiente cortesano de antaño. Entre sus lugares imprescindibles: el castillo medieval, la plaza de Santa María –que ejerce de centro de la ciudad y donde se levanta la iglesia de Santa María-, el Museu Municipal y, extramuros, el santuario do Senhor da Pedra. 

Excursiones en coche desde LisboaVER GALERÍA

No te pierdas:
-A 17 kilómetros, navegar en la laguna de Obidos.
-Conocer la pequeña ciudad de Peniche, rodeada por murallas del siglo XVI.
-Llegar hasta el cabo Carvoeiro para asomarse al océano y contemplar las extrañas formaciones rocosas de la costa.
-Visitar el santuario de Nossa Senhora dos Remédios, al borde del acantilado.

Distancia desde Lisboa: 84 kilómetros (57 minutos)

CASCAIS
La que fuera en la década de 1930 una pequeña aldea de pescadores que atrajo a artistas y escritores y después la familia real convirtió en su lugar de veraneo sigue destilando todavía hoy sus aires ilustres a través de muchas de sus mansiones, su puerto deportivo junto a la antigua ciudadela y una coqueta zona peatonal llena de tiendas de marca y restaurantes con terraza. Más que grandes monumentos, con la excepción de la iglesia de Nossa Senhora de Assunçao, aquí se viene a a recorrer su un encantador casco antiguo lleno de estrechas y sinuosas callejuelas de adoquines y llegar hasta su plaza principal, donde pescadores locales aún comercian sus capturas; a disfrutar de su animado ambiente prácticamente todo el año y a probar auténticas delicias culinarias en las marisquerías que llevan hasta la inmensa playa do Guincho

Excursiones en coche desde LisboaVER GALERÍA



No te pierdas:
-Imaginar en el Museo dos Condes de Castro Guimaraes, una mansión del siglo XIX junto al faro de Santa Marta, cómo era Cascais hace un siglo.
-El Fuerte de Cascais, conocido como la Cidadela, que data del siglo XVI y es parte de toda una línea de fortificaciones a lo largo del estuario del río Tajo construidas para proteger a Lisboa de ser invadida.
-Contemplar el rugir de las olas al estrellarse contra unos acantilados de vértigo en la atalaya rocosa conocida como Boca do Inferno.

Distancia desde Lisboa: 31 kilómetros (30 minutos)

Si eres un enamorado de Lisboa, aquí tienes otros reportajes sobre la ciudad:

Un viaje en imágenes para enamorarse de Lisboa

48 horas en Lisboa

Una cena en el restaurante de John Malkovich en Lisboa

Síguenos en @holaviajes

Más sobre: