Cinco casitas rurales con chimenea para escaparse un fin de semana

Sugerentes propuestas para descubrir pequeños alojamientos en los que este rincón supone un cálido punto de encuentro cuando hace frío.

by hola.com

Villa Cornelius (villacornelius.com)
Las Herencias, Toledo
¿Una estancia en familia o con los amigos? Para unos y otros está pensada esta casa rural de estilo toscano que fue construida en 1799 para albergar un romance prohibido de la época. Seis habitaciones amplias y elegantes, con una decoración muy cuidada, que pueden acoger hasta 16 personas, un gran salón-comedor con varios ambientes y una gran chimenea exenta en torno a la cual reunirse, sala de juegos, cocina de línea moderna y un jardín que, en invierno, es un refugio para aprovechar el sol de mediodía. Situada a solo 10 kilómetros de Talavera y a una hora y media de Madrid, los paseos junto al Tajo, que pasa por la villa, permiten ver a multitud de aves en sus orillas.

Villa CorneliusVER GALERÍA

Entregredos (entregredos.com)
Guisando, Ávila
Sorprende encontrarse en un pintoresco pueblo del Parque Regional de Gredos declarado conjunto histórico-artístico con una casa rural tan contemporánea. Es grande, muy grande, pensada para acoger a 16 personas en sus tres alturas y 440 m2. Y además tiene todas las comodidades, desde suelo radiante en todas las estancias a sistema domótico, zona wifi, bodega y un salón con una moderna chimenea ante la que buscar refugio estos días de invierno.

Entre GredosVER GALERÍA

La luz de la sierra (alojamientolaluzdelasierra.com)
Prádena, Segovia
Moderna, muy moderna, como todo el interior, es la chimenea de este alojamiento rural que tras su fachada de piedra al estilo de la zona ha dado un giro y ha otorgado a sus estancias un aire de lo más vanguardista. Un gran salón donde compartir los mejores momentos, cocina, gimnasio, tres habitaciones, jardín con parque infantil y vistas a la sierra de Guadarrama.

Areal (arealrural.com)
Viveiro, Lugo
En una minúscula aldea a cinco minutos de Viveiro se encuentra esta casona solariega levantada en una finca de dos hectáreas del valle de Landro. Tiene nueve habitaciones íntimas y diferentes que van de lo más rústico a lo más ligero a medida que se asciende de planta, algunas son duplex, otras con sala y chimenea, todas con bañera de hidromasaje y un ambiente cálido gracias a los pequeños detalles. Una espectacular escalera de madera, hierro y cristal comunica sus diferentes salones donde no faltan las hornacinas, el horno de piedra o la antigua cocina con lareira, todo con sabor antiguo y confort actual. En el exterior, las antiguas construcciones de la vivienda y la finca acogen espacios para el ocio.

ArealVER GALERÍA

Cal Visó (calviso.com)
Gaià, Barcelona
En medio de prados y bosques, en un lugar aislado, esta masía del siglo XVIII a 80 kilómetros de Barcelona, representa el más puro estilo rústico actual. Aquí no hay cuadros porque para su propietaria, los protagonistas son el azul del cielo y el verde del bosque a los que se asoman sus estancias. De aire minimalista y fresco, aquí reina el blanco, en paredes y techos, los muebles de líneas puras, la madera sin barnizar, la austeridad, las claraboyas y, también, la original chimenea de hierro que da calor al ambiente. Es una casa diferente pensada para alquiler entera a 20 personas o como dos alojamientos con entradas independientes.

Cal VisóVER GALERÍA


SÍGUENOS EN @HolaViajes

Más sobre: