Doscientas veinte islas para soñar en Grecia

Este es un resumen en imágenes de las Cícladas, porque las hay para todos los gustos: para navegar, para amantes de la arqueología, de la naturaleza o de la noche, para incondicionales de la playa o de la comida griega, para mitómanos y cinéfilos.

by hola.com
La casi inabarcable belleza mediterránea de Grecia se reparte como la espuma del mar que la acaricia en miles de gotas. De ellas, más de seis mil son islas –solo un centenar habitadas- repartidas en un hermoso mosaico de archipiélagos: Cícladas, Dodecaneso, Jónicas, Espóradas, islas del Norte del Egeo y Sarónicas. Nos quedamos en las primeras. Su cultura, su arte, su peculiar arquitectura, su mitología y su hospitalidad decoran este paisaje inolvidable de aguas cristalianas y azules infinitos. Santorini, Mykonos o Paros son las que más suenan, pero resultaría difícil escoger cuál es la más espectacular, todas son un pedazo del paraíso.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Las puestas de sol sobre el mar Egeo de Oia son algo místico que atrae y embruja. La gente de la isla de Santorini día tras día se desplazan a esa hora mágica hasta allí para contemplarlas / © Kirini Suites & Spa. 
Santorini es la joya de las Cícladas y diferente a cualquier otra isla del mar Egeo. Y Oia el pueblo que brinda las vistas más impresionantes de ella / © www.mystique.gr. 
En Santorini hay que ir caminar sin rumbo, tumbarse en alguna de las terrazas a mirar el mar, comer en los restaurantes típicos, contemplar la caída del sol y tomar una copa en alguno de sus clubes. Es decir, vivir y nada más. 
La más oriental de las Cícladas, Amorgos, es una de las islas menos conocidas de Grecia. Tiene un paisaje montañoso y árido, aunque fértil, bonitas playas y una vida tranquila en sus pintorescos pueblos. Es famosa porque fue uno de los lugares donde se encontraron las famosas estatuillas blancas de escultura cicládica / Kontos. 
A Santorini, la isla griega que ha servido a los fabulistas para imaginar mitos como el de la Atlántida, se viene hoy a buscar sus casas encaladas agarradas a las laderas de su escarpada orografía, sus vistas espectaculares y la animación y el ambiente de sus restaurantes y discotecas / © www.zannos.gr. 
Paros es otra perla de las Cícladas, una isla sin apenas vegetación, montañosa, plagada de playas y que conserva el estilo antiguo con construcciones bajas pintadas en tonos de blanco y azul, molinos de viento, ermitas perdidas y, de fondo, el mar Egeo, de un azul celeste intenso. 
No hay otra isla con aires más cosmopolitas que Mykonos, es la más pequeña del grupo de las Cícladas, pero la más popular. Entre sus principales atractivos: las playas, la vida nocturna y el hecho de ser la isla más cercana a Delos, uno de los cuatro principales yacimientos arqueológicos de Grecia / Hotel Cavo Tagoo-www.cavotagoo.gr. 
La Pequeña Venecia es uno de los lugares más románticos de la isla de Mykonos, repleto de viejas casas elegantes que se encuentran estratégicamente situadas al borde del mar /  © Skoulas. 
En el pueblo más fascinante de Santorini, Oia, se encuentran un puñado de exclusivos hoteles, como el Kirini, escalonados en la montaña, con espectaculares vistas a la caldera volcánica y que combinan la tradición arquitectónica de la isla con el lujo y el paisaje sereno del Egeo / www.kirini.com.