Piran-panoramica

Piran, la ciudad más bonita de la costa eslovena parece Venecia

Si buscas destinos diferentes para tus vacaciones de verano, te descubrimos uno no tan conocido y además lleno de encanto, porque esta ciudad del Adriático posee uno de los cascos medievales más compactos y mejor conservados de Europa. Y además queda muy cerca Portoroz, el puerto deportivo más exclusivo y animado de este pequeño país.

by hola.com

A primera vista, la influencia veneciana de este pueblo esloveno es innegable. Se evidencia desde que se vislumbra la esbelta torre de la iglesia de San Jorge, patrón de la ciudad, pero más aún caminando por su compacto y recoleto casco antiguo, donde el gótico colorista sorprende en fachadas y portones. El barroco también se mezcla en su trazado medieval, casi con la misma naturalidad que las gaviotas acechan a los turistas desprevenidos.

Piran-noche-torre-esloveniaVER GALERÍA

Piran conserva su espíritu mediterráneo y marinero. Y para sentirlo nada como cenar en alguna de las terrazas de sus restaurantes al borde del mar o ver cómo los atardeceres se descuelgan pausados sobre el horizonte, ese que en día claros, permite ver desde aquí la costa de Italia y Croacia. 

Piran-atardecer-esloveniaVER GALERÍA

Encrucijada de fronteras y punto de encuentro de imperios, Piran es un auténtico monumento artístico, con la elegante y sobria plaza de Tartini como centro. Debe su nombre al genial violinista Giuseppe Tartini, hijo predilecto del país, y a ella se asoman los bellísimos balcones de las casas del siglo XV que la enmarcan, como también algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad. 

Hay que subir a la colina donde se levanta la iglesia de San Jorge, con su campanario inspirado en el Campanile de la iglesia de San Marcos de Venecia, para obtener las mejores panorámicas del casco antiguo de Piran, rodeado por murallas medievales que, construidas entre los siglos VII y XVI, sirvieron de freno a los sucesivos atacantes de la urbe. 

Piran_spomenik_tartini_esloveniaVER GALERÍA

Hoy se conservan siete puertas y entre unas y otras la ciudad guarda su mejor tesoro: un encantador conjunto de calles estrechas donde se apiñan interesantes monumentos, como la Casa Veneciana, el Palacio de Justicia, el Ayuntamiento, el Museo Marítimo, pero también tabernas de madera, tiendecitas marineras, restaurantes con vistas al mar… y un paseo marítimo que, siguiendo la bahía, lleva a Portoroz, el puerto deportivo más animado de Eslovenia

Pirann_eslovenia-puertoVER GALERÍA

Moderno y mundano, famoso por sus casinos, la historia de Portoroz se remonta sin embargo al siglo XIII, cuando los monjes del entonces monasterio de San Bernardino descubrieron el poder curativo de sus aguas termales. Más tarde, en el siglo XIX, los balnearios tomaron el relevo y se convirtieron en el principal reclamo del lugar. Hoy, toda esa tradición se alía a la perfección con su vocación marinera y cosmopolita, donde abundan las celebrities y donde el mar continúa hechizando a todo el que se atreve a disfrutarlo de cerca.

piran_polotok_EsloveniaVER GALERÍA

GUIA PRÁCTICA 

Cómo llegar 
Piran se encuentra a 125 kilómetros de Liubliana, capital de Eslovenia. 

Cómo moverse 
Piran es una ciudad deliciosa para recorrer a pie, en taxi o en autobús. En cinco minutos se llega a Portoroz. Sin embargo, si se quiere ampliar el viaje y descubrir un poco más de este pequeño país, lo mejor es alquilar un coche. 

Cuándo ir 
La primavera y el otoño son los mejores momentos para disfrutar de un clima cálido y una luz especial. En verano el gran atractivo son los deportes naúticos, aunque en el mes de agosto suele estar abarrotado de turistas italianos. 

Dónde dormir 
En Portoroz, el Kempinski Palace Hotel (kempinski.com), uno de los más lujosos y refinados de Eslovenia. Se remonta a 1910 y, exquisitamente renovado, aún conserva todo el encanto de los clásicos, donde no falta un completísimo spa de aguas termales. Ofrece excursiones en lancha motora a destacados puntos cercanos, incluyendo Venecia. También en Portoroz, el elegante Bernardin (bernardingroup.si). El recoleto hotel Piran (hotel-piran.si) en pleno casco antiguo de esta ciudad costera, disfruta de estupendas terrazas con vistas al mar, una buena elección desde la que descubrir todos los rincones de la ciudad. 

Dónde comer 
El restaurante Altana, del hotel Tartini (hoteltartini.si) es una interesante opción para probar la cocina mediterránea y, especialmente con buen tiempo, sentarse en una de sus tranquilas terrazas para tomar pasta, ensaladas y, por supuesto, pescados y mariscos. De clara influencia italiana y bonitas vistas, el mar es el protagonista absoluto del restaurante Riva (riva.si), que ofrece en sus platos toda la esencia mediterránea. 

Más sobre Eslovenia:

Eslovenia en 6 must

Triglav, uno de los secretos mejor guardados de Europa

Liubliana, la desconocida capital de Eslovenia, en imágenes

Más sobre: