Sociedad

Esther y Jaime: una boda con aires medievales en Toledo

Los novios se casaron en la Parroquia Santiago el Mayor de la ciudad, y lo celebraron en la finca 'El Cigarral de las Mercedes'

Más sobre:

Esther y Jaime se dieron el 'sí, quiero' en la Parroquia Santiago el Mayor de Toledo.
©Eurofoto Toledo

Jaime García y Esther Cifuentes son dos madrileños que se dieron el 'sí, quiero' en Toledo. Fue el 20 de octubre de 2018 en la Parroquia Santiago el Mayor, un templo mudéjar cuyos orígenes se remontan al siglo XIII. El padre Jorge Delgado fue el encargado de oficiar la ceremonia, que contó con un rito hispano-mozárabe: se cubrió con un paño la cabeza de la novia y los hombros del novio, simbolizando el vínculo que les une.

Esther lucía un vestido creado por la diseñadora Rosa Carboné, cuyo escote cuadrado le confería un aire medieval. Las mangas de su modelo de ensueño llevaban once botones -uno por cada año de noviazgo-, y completando su look nupcial, un velo sencillo de tul. En cuanto a los accesorios, Esther lució un broche de flores de azahar de cera que también llevó su madre el día de su boda, y un ramo que fue confeccionado con olivo y paniculata.

El novio también escogió un accesorio con  mucho significado para él en este día, un reloj que perteneció a su padre.

La boda suponía el broche de oro a una historia que comenzó en la universidad, cuando ambos estudiaban en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la Universidad Politécnica de Madrid. El destino quiso que coincidiesen en una asignatura, y desde aquel día hasta hoy. Tras una romántica pedida sobre una de las anclas de la escuela, decidieron pasar por el altar. 

Los novios confiesan que eligieron Toledo como marco de su enlace porque es una ciudad con mucha historia, y de la que ambos están enamorados. Además, Jaime mantiene una conexión especial con este lugar, puesto que su madre vivió allí un tiempo. Casualmente, cerca del mismo templo donde, tiempo después, se casaría con Esther.

El Cigarral de las Mercedes se convirtió en el escenario escogido para celebrar, por todo lo alto, su boda. Allí vivieron momentos muy divertidos, como el baile nupcial. Los recién casados salieron a la pista, y al ritmo del 'Epilogo' de la película La La Land, bailaron una coreografía, ideada por Ana Puyol, que dejó a todos su invitados boquiabiertos.

Además de la espectacular coreografía, el enlace contó con instantes inesperados, como la entrega del ramo. La novia quiso dárselo a su abuela Nely, mientras que a su abuelo Argimiro le regalaron una fotografía. Esther tampoco se olvidó de su hermano Héctor y su prometida, Guiomar, a quienes entregó otro ramo, mientras sonaba su canción favorita de Dani Martín, 'Los charcos'.

A los padrinos de la ceremonia, Isabel, madre de Jaime, y Jesús, padre de Esther, les aguardaba otra sorpresa: una fotografía con imágenes de los novios cuando eran pequeños. Tal y como nos explica la novia, la suya contenía una emotiva dedicatoria, "De tu mano, mis primeros pasos. De tu brazo, al altar. Te quiero".

 

¿Quieres compartir tu boda o evento especial con nosotros? Aquí puedes hacerlo

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!