by Marta Romero

Una de las tendencias actuales, en lo que a una alimentación equilibrada se refiere, pasa por consumir exclusivamente (salvo un 10% que dicen puedes saltarte) productos frescos o que hayan pasado un mínimo proceso industrial hasta llegar a nuestros hogares. Pero, además de lo que no vemos envuelto en plásticos, las conservas entran en ese umbral permitido que, aún siendo catalogados como procesados (que no ultraprocesados), son considerados por todos los nutricionistas como alimentos, no solo buenos, sino recomendables.

Y es que las conservas son cómodas, porque están listas para ser utilizadas sin mucho trabajo (el que te cueste abrir la lata), son perfectas para llevártelas a la oficina en modo take away y salvarte la comida, convirtiéndose en un improvisado relleno de tu sándwich o aderezando una ensalada, y suelen estar deliciosas. Eso sí, si eliges unas de calidad; que es lo que nosotros hemos hecho en este artículo.

Las hay de pescados azules al natural, de moluscos en salsas un poco exóticas o, al menos, extranjeras o con productos que pensabas no podían enlatarse. Y todas ellas tienen en común una cosa: su packaging es precioso. Porque durante estos últimos meses también nos hemos dado cuenta de que nos gusta que nuestra cocina se vea bonita. Y la belleza no está reñida con la calidad, al menos, en esta pequeña tradición que son una auténtica exhibición de arte; tanto el que decora sus latas como el que encierran, pues la tradición conservera en nuestro país es para darles un homenaje.

Los mejores vinos para que la vuelta a la rutina sea mucho más llevadera

Sardinillas en dorado y rosa

Sardinillas en dorado y rosa

Fundada en 1904, Conservera de Galicia lleva más de cien años enlatando productos de muy alta calidad, con una materia prima que procede de la costera gallega y que se preparan artesanalmente utilizando siempre aceite de oliva. Sus productos estrella son las almejas y los berberechos al natural de las Rías Gallegas, los deliciosos mejillones en escabeche con D.O.P. Galicia (una auténtica delicia) y las que te proponemos en este artículo, las sardinillas en aceite de oliva, que no llevan más que eso: sardinillas, un buen aceite de oliva y sal. Además, la pandereta en rosa y dorado hace que servirlas tal cual, sea una opción más que perfecta para un aperitivo entre amigas.

Comprar por 9,90 €

Un pulpo circense

Un pulpo circense

Inaugurada en 1942 en Murtosa, la fábrica Comur es una de las más grandes de Portugal. Al principio, su negocio se centraba en la exportación de anguilas, pero su producción evolucionó a todo tipo de conservas de pescado y nosotros le estamos muy agradecidos, porque tiene algunas latas que, además de preciosas, están buenísimas. Sus tiendas son una auténtica fantasía y su pulpo, de entre la treintena de variedades que trabajan, de lo mejor. Utilizan métodos de producción artesanal y productos siempre frescos que aderezan para que lleven el sabor típico de las ferias locales de la Ría de Aveiro.

Comprar por 12 €

Atún rojo bajo red

Atún rojo bajo red

Esta pequeña empresa familiar se encarga de todo a la hora de elaborar sus productos, desde la compra de la materia prima (siempre en campaña), pasando por el proceso de manipulado, envasado y etiquetado. No dejan nada en manos de nadie y escogen siempre ingredientes de calidad y frescos, lo que hace que sus latas tengan un sabor suave y delicioso. En el caso de las láminas de atún rojo, sus artesanas laminan uno a uno los lomos, los encajan en la lata con cuidado para que, cuando la abras, sea tan bonita como por fuera. El aceite de oliva con el que los rocían ayudan a que su sabor se incremente y mejore con el paso del tiempo.

Comprar por 18,90 €

Bacalao portugués con humor

Bacalao portugués con humor

JoseGourmet comenzó su andadura mucho más tarde que algunas de las conserveras con las que compite en este artículo, pero eso no quiere decir que no se haya lanzado con valentía al mercado español, de los más difíciles para los extranjeros en cuanto a conservas se refiere. Porque ellos nacieron en Portugal y de allí es su materia prima, como el bacalao asado a la brasa con ajo que te proponemos. Mientras el bacalao es del Atlántico Nordeste, la forma de prepararlo para esta lata es una receta típica portuguesa. Un saber hacer que quieren elevar a la categoría de delicatessen y, por eso, se atreven en España con unas latas minimalistas, pero con unas cajas repletas de humor y la bella ilustración de Luís Mendoça y Gémero Luís.

Comprar por 5,90 €

Anchoas de etiqueta negra

Anchoas de etiqueta negra

Elaboradas como antaño, a mano, con mimo, sin punta ni coña y maduradas, como mínimo, doce meses. Así de cuidadas son las anchoas de El Capricho, que llevan casi treinta años elaborando conservas y semiconservas con una labor artesanal que es todo un arte. Un arte que importa tanto como la maduración de sus productos (el tamaño, como aseguran, es lo de menos) y como su packaging, con el que siempre han querido transmitir de manera visible la importancia que le dan a la calidad. Su bonito solo se pesca en el norte, se trabaja siempre fresco, y sus anchoas (que te recomendamos) en el Cantábrico, una trazabilidad que se conoce nada más probar alguno de sus productos.

Comprar por (19,90€) 17,90 €

Las aventuras de una sardina

Las aventuras de una sardina

Las latas de esta marca del norte de España tienen un origen igual de curioso que los nombres con los que se comercializa, pues su creador, Abel Álvarez, asegura que su fijación con las conservas le viene desde pequeño: “ya de crío me llamaba la atención cómo era posible que se pudiera guardar un pescado en una lata durante años y que, al abrirla, estuviera en perfecto estado”. Eso es lo que siempre ha buscado con sus productos, que cuida con mimo y atención. Todas ellas llevan un par de toques que te permiten cenar y comer muy rico y con calidad tan solo abriéndolas y acompañándolas, si quieres, de un poco de pan. En este caso, tenemos unos lomos de sardinas en salsa de escabeche.

Comprar por 9,95 €

Caviar con pegatina naranja

Caviar con pegatina naranja

Las conservas de Los Peperetes utilizan latas uniformes para todos sus productos. Sin embargo, saben diferenciarse y dar color a sus conservas a golpe de bonitas pegatinas en las que te dan toda la información que necesitas para convencerte de que pruebes lo que encierran. En este caso, el erizo procede de las lonjas de Fisterra, O Grove y Arguiño, se extraen mediante el buceo en los meses que van de enero hasta abril y se trabajan a mano, abriendo y extrayendo las gónadas de los erizos. Una preparación que es cada vez más utilizada por los grandes chefs en la alta cocina. Ahora puedes probarlas tú en casa.

Comprar por 29,95 €

En latas grandes y por colores

En latas grandes y por colores

Herpac, conservera gaditana con muchos años de experiencia, es una de las grandes conserveras si hablamos de atún de la Almadraba. En esta zona nacieron y en esta zona trabajan con un riguroso control de calidad en todo el proceso de pesca, elaboración y envasado. Un envasado que suelen hacer en latas grandes y de diferentes colores, según el producto que elijas, para que puedas identificarlos a simple vista. Además, una vez las utilices y limpies, son perfectas para guardar miles de cosas. De entre sus productos, nos vamos a quedar con su exquisito solomillo de atún en aceite de oliva, porque está delicioso y porque, por sí solo, con un poco de mermelada de cebolla y pan, tienes una cena saludable y de productazo. 

Comprar por 12,15 €

Productos destacados
Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie