daniel-gtres

Daniel de Suecia pide disculpas por un gesto que ha sido tachado de machista

El marido de la heredera, Victoria de Suecia, realizó unas polémicas declaraciones durante un partido de hockey en el que participó y poco después pidió perdón a una de las jugadoras afectadas

by hola.com

Uno nunca se imagina al responder al teléfono que la voz que va a escucharse al otro lado podría ser la de un miembro de la realeza europea. Esas cosas solo pasan en las películas. Es precisamente lo que debió de pensar la jugadora de rugby María Rooth cuando hace unos días recibió una llamada telefónica. "Hola, soy el príncipe Daniel", contestó la voz. Era el marido de Victoria de Suecia, un gran aficionado al deporte y que suele dejarse ver en partidos, incluso participando en ellos. En esta ocasión, el Príncipe aprovechó la conversación con la deportista para mostrarse arrepentido y pedirle disculpas por lo que había sucedido poco antes.

Daniel de Suecia, un príncipe que se atreve con todos los deportes

Victoria de Suecia y su familia sorprenden con sus grandes habilidades esquiando

Daniel de SueciaVER GALERÍA

Todo ocurrió durante la inauguración de una pista de hielo en Ockelmo, una localidad situada al norte de Suecia. Al acto acudió el propio Daniel de Suecia, que coincidió con varias leyendas suecas del hockey con las que disputó un partido y con las que se inmortalizó en una fotografía para el recuerdo luciendo sus nombres en sus respectivas camisetas. En un momento dado, el marido de Victoria de Suecia manifestó su alegría y su satisfacción por poder jugar con 'los chicos', una expresión que molestó ligeramente a las dos jugadoras presentes en el citado encuentro deportivo. "Conocí al príncipe Daniel y me parecía un hombre fantástico, pero creo que podría haberse expresado de otra manera. Muchos reaccionamos a ese comentario", comentó entonces.

Daniel de SueciaVER GALERÍA

Daniel de Suecia, consciente de un error que fue tildado de machista y que pudo verse en el documental que emite SVT y que resume las actividades de la Familia Real sueca a lo largo del año, quiso enmendar su error y se puso en contacto con la jugadora María Rooth, tal y como ella misma ha hecho público a través de sus redes sociales. Junto a una imagen en la que aparecen la deportista y el marido de Victoria de Suecia de espaldas y luciendo sus respectivas camisetas, ha compartido la historia y una reflexión final acerca del gesto del Príncipe.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Telefonen ringer. ”Hej, det är Prins Daniel”. Jag står på isen med mina döttrar och Lowa har precis lärt sig att bromsa med en skridsko. Hon är stolt! Det lyser i hennes ögon. Jag är stolt. I början av 2018 blev jag inbjuden att medverka på invigningen av Ockelbos nya ishall tillsammans med Prins Daniel och gamla legendarer inom ishockeyn. För två veckor sen visades i vanlig ordning ”Året med Kungahuset” och då fick inslaget om Ockelbo vara med. I en sekvens uttrycker Prins Daniel sin glädje över att spela med ”killarna”. Många i min närhet reagerade på den kommentaren eftersom vi även var två tjejer inbjudna. I telefonen låter Prins Daniel ångerfull på rösten och jag känner att han menar allvar när han ber om ursäkt. Han skäms. Jag tänker att det är precis det här som tar oss framåt. Vi hamnar alla i situationer där normer omedvetet styr oss. Det är så normer fungerar. Som en gammal vana. Skillnaden är när man har modet att be om ursäkt, att reflektera. Jag tror att det är just den insikten hos oss som kommer att lösa upp förlegade normer och strukturer. Tack Prins Daniel för ditt mod. Det är så här vi gör det tillsammans. Lowa får ögonkontakt med Lykke. De har samma tanke. Vem kommer först till andra sidan? #keepupthespirit #närnormenblirsynlig #vågabrytanormer #mod #normeriförändring

Una publicación compartida de Maria Rooth (@mariarooth) el

"Creo que eso es exactamente lo que nos hace avanzar. Todos nos encontramos en situaciones en las que las normas nos controlan inconscientemente. Así es como funcionan las normas. Como un viejo hábito. La diferencia es cuando tienes el coraje de disculparte, de reflexionar. Creo que es precisamente esta idea con la que resolveremos normas y estructuras obsoletas. Gracias príncipe Daniel por tu coraje. Así es como lo logramos juntos", concluye su aplaudido y ya famoso mensaje.

Daniel Westling: de entrenador personal a futuro Príncipe de Suecia

Más sobre: