Románticos días de Carlos Felipe y Sofia de Suecia en Båstad, el lugar donde comenzó todo

La pareja volvió con sus hijos, los príncipes Alexander y Gabriel, a su ciudad favorita

Es Båstad uno de esos lugares en el que los príncipes Carlos Felipe y Sofia estiran lo que pueden su estancia, aunque la excusa sea el trabajo. Cuando la agenda oficial les emplaza por separado en su ciudad favorita, el resto de la familia hace el equipaje y se traslada también allí donde comenzó todo. Hace cosa de diez años los Príncipes se conocieron en la discoteca Pepe’s Bodega del municipio sueco y aquel baile todavía hoy continúa. Mucho ha sucedido desde entonces: se han mudado, se han casado y han tenido dos preciosos hijos, los príncipes Alexander y Gabriel, pero aprovechan cualquier oportunidad para volver a las raíces de su amor. 

carlos-felipe-cp-5zVER GALERÍA

Carlos Felipe y Sofia de Suecia estrenan cuenta en las redes, ¡y merece la pena seguirles!

Sofía de Suecia participa en la carrera femenina de esquí de Tjejvasan arropada por toda su familia

Este fin de semana era el príncipe Carlos Felipe el que tenía un compromiso oficial en Båstad, la entrega del premio del Open de Padel, pero por supuesto no estaba solo. Su familia había viajado con él y esperaba a que cumpliera el programa del día para reunirse y disfrutar juntos de un agradable paseo al anochecer. La pareja, como cualquiera pareja o como cualquier miembro de la realeza en su tiempo de ocio durante la temporada estival, vestía camisetas, bermudas y gorras, incluso el benjamín llevaba una. Era un momento propio en su propia Båstad. Allí una vez más se desataban el corsé protocolario y se sentían libres para rodear con el brazo a su princesa, para corretear alegremente por un camino de grava o para hablar con otros transeúntes.

carlos-felipe-cp-6zVER GALERÍA

Sofia de Suecia vuelve a ser fan... hasta las doce de la medianoche

Carlos Felipe de Suecia, un Príncipe azul (de verdad): cuida de su niño, mientras la princesa Sofia trabaja

Al día siguiente el príncipe Carlos Felipe volvía al trabajo para hacer entrega a los ganadores del torneo Mårtens de sus trofeos y la princesa Sofia volvía a apoyar a su marido, esta vez desde las gradas. Parecía que sólo el Príncipe estuviese en la ciudad, pero nuevas fotografías de la princesa Sofia, realizadas por el guapo fotógrafo de la realeza Chris Christophersen, revelaron que estuvo a su lado también durante el open del domingo. Porque cuando se encuentran en Båstad estiran la estancia todo lo que pueden.

Más sobre

Regístrate para comentar