Carlos Felipe y Sofia de Suecia disfrutan de sus primeras vacaciones familiares en Barcelona

La prensa sueca publica las imágenes de los Príncipes dando un paseo con su hijo, el príncipe Alexander, durante su tranquila y secreta estancia en la ciudad condal

Ha comenzado el verano de la realeza con los primeros desplazamientos vacacionales. Federico y Mary de Dinamarca han tomado la delantera al resto de los miembros reales y han sido los primeros en cerrar la agenda oficial (cierto es también que son los primeros en reanudar en agosto sus compromisos) para tomar el merecido descanso en la costa este de Jutlandia, cerca de la frontera alemana, donde los Príncipes herederos y sus cuatro hijos ya mismo se deleitan con los tradicionales paseos, a caballo en pareja y en bicicleta en familia, por las proximidades al castillo de Gråsten.

sofia-suecia-17VER GALERÍA

También Carlos Felipe y Sofia de Suecia han hecho las maletas y han abandonado el país escandinavo con los primeros rayos del estío para disfrutar de sus primeras vacaciones en familia. Con el sol, la tranquilidad y el anonimato como coordenadas, la pareja ha puesto rumbo a Barcelona para recuperarse del cansancio acumulado en un año, especialmente agotador de noches en vela y cambios de pañales, en el que les ha cambiado radicalmente la vida al haberse convertido el pasado 19 de abril en padres primerizos del príncipe Alexander. La nueva familia se ha hospedado durante una semana de relax en la ciudad condal, según publica la prensa sueca, en el exclusivo hotel W, diseñado por Ricardo Bofill y ubicado en primera línea de playa, junto al célebre paseo marítimo de la Barceloneta.

-Ya hay fecha y lugar para el bautizo de Alexander de Suecia

-Las sorpresas del Día Nacional de Suecia: Alexander hace su primera aparición oficial

-Alexander de Suecia, ¡el mejor (y adorable) regalo de cumpleaños para su padre!

-Carlos Felipe y Sofia de Suecia, primeras vacaciones de casados con la Familia Real en St. Tropez


hotel-barcelona-VER GALERÍA

El alojamiento cuenta con todo lo necesario para descansar a cuerpo de rey: un spa de dos plantas, un gimnasio, una piscina de efecto infinito, un bar en la azotea y suites de lujo. El tamaño de las habitaciones oscila entre los 40 y los 295 metros cuadrados y los precios varían entre los 230 y los 11.000 euros por noche y por persona. Los príncipes Carlos Felipe y Sofia han pasado una maravillosa estancia de siete días en la que, como una pareja más de turistas, han aprovechado para pasear por la Barceloneta con su pequeño. Por su parte, el hijo de los Reyes de Suecia ha visitado también las oficinas de la empresa española Desigual.

suecia-1VER GALERÍA

No es la primera vez que los príncipes Carlos Felipe y Sofia veranean en España. La pareja ha viajado durante dos años consecutivos a Ibiza para disfrutar con amigos de unos días de sol y baños en el mar, de excursiones en lancha a las mejores playas y de salidas por la noche a los restaurantes y a las discotecas de moda. Pero la llegada del príncipe Alexander a sus vidas ha impuesto el cambio de destino a su verano: el relevo de la marcha de la isla pitiusa por la tranquilidad de Barcelona. De la ciudad condal se fueron a Saint Tropez, el tradicional destino de la Familia Real sueca, donde también se encuentra la princesa Magdalena con su marido, Chris O'Neill, y sus dos hijos, los príncipes Leonore y Nicolas, y con su mejor amiga, Louise Gottlieb, que supera en su compañía su reciente ruptura con su novio, Ludvig Blomqvist. Tal vez el 39º cumpleaños de Victoria de Suecia fuerce el regreso a Palacio antes de continuar su verano más especial.

Más sobre