Los detalles del bautizo real de Oscar de Suecia

La ceremonia tendrá lugar este mismo viernes en la Capilla del Palacio Real de Estocolmo, el mismo templo en el que la princesa Estelle recibió el sacramento y en el que Carlos Felipe y Sofia de Suecia se dieron el 'sí quiero'

Suecia apenas se ha recuperado de los grandes fastos por el 70º cumpleaños de Carlos Gustavo de Suecia y ya vuelve a tener este mismo viernes otro motivo de gran celebración para su Familia Real sueca y para el reino entero: el bautizo del segundo hijo de los príncipes herederos Victoria y Daniel, el príncipe Oscar, Duque de Skane. A escasos tres días de la solemne ceremonia, se han hecho públicos en la página web oficial de la Casa Real sueca los primeros detalles.

oscar-1VER GALERÍA

-Estelle de Suecia posa por primera vez con su hermanito

-¡Qué ternura! La primera foto del príncipe Oscar de Suecia

-Los príncipes Victoria y Daniel dan la bienvenida a su segundo hijo

-Conozca la iglesia donde Oscar de Suecia será bautizado


Las tradiciones volverán a repetirse puntualmente y las incógnitas que tanto nos intrigan continuarán sin desvelarse hasta prácticamente el último momento, siguiendo la pauta de siempre. Pero por lo pronto ya hay programa oficial con horario detallado. De 11:00 a 12:00 un continuo goteo de invitados hará entrada por orden de protocolo en el Palacio Real y en la iglesia que se encuentra en su interior; al mediodía dará comienzo en la Capilla Real el servicio bautismal, que será oficiado por el arzobispo Antje Jackelén, asistido por el capellán del Rey, el Obispo Johan Dalman, y por el pastor de la Real Academia, capellán regular de la Corte, Michael Bjerkhagen, y de 13:00 a 14:30 continuará la celebración con una recepción y un almuerzo en palacio para los asistentes.

La guardia real de honor, apostada en el patio exterior, en el interior y en la puerta sur de acceso al templo con el uniforme de gala 1886, y una salva de 21 disparos de cañón darán la nota de solemnidad al día, mientras el pequeño gran protagonista, cuarto nieto de los Reyes de Suecia y tercero en la línea de sucesión al Trono, recibirá entre costumbres centenarias las aguas bautismales procedentes de la isla sueca de Öland, como el resto de los miembros de la Familia Real sueca, ante la histórica pila de plata de finales del siglo XVII, diseñada por Nicodemus Tessin el Joven en colaboración posiblemente con el escultor francés Bernard Fouquet, realizada por el orfebre francés Francois Cousinet y utilizada en todos los Bautizos Reales de la capilla desde 1746 en la ceremonia bautismal del príncipe heredero Gustaf, luego Gustaf III.

capilla-suecia-2-VER GALERÍA

La Familia Real sueca, por descontado, y también sus invitados vestirán sus mejores galas en honor al príncipe Oscar Carl Olof que, envuelto en batista de algodón, encaje de Valenciennes e historia real (los nombres y las fechas de todos los niños reales bautizados han sido bordados en el interior de la capa), lucirá en todo su esplendor el traje de cristianar de 110 años de tradición familiar. Lo llevó por vez primera el príncipe Gustaf Adolf cuando fue bautizado en 1906 y, desde entonces, lo han usado todos los demás Bernadotte, generación tras generación, incluido el rey Carlos Gustavo, sus hermanas, las princesas Margaretha, Birgitta, Desirée y Christina; sus hijos, la princesa heredera Victoria, el príncipe Carlos Felipe y la princesa Magdalena, y en los nuevos tiempos sus nietos, la princesa Estelle, la princesa Leonore y el príncipe Nicolas.

Hasta aquí lo sabido, pero queda lo esperado. La emoción del momento de la verdad. El talante con el que el príncipe Oscar se enfrentará al muy temido rito de las aguas; los gestos de ternura entre Victoria de Suecia y su pequeño; las divertidas trastadas de los niños reales que suelen dar al traste con el estricto protocolo; la identidad de los padrinos, entre los que cabe imaginar algún miembro de condición real de las vecinas (o de más allá) Cortes Reales –la prensa sueca especula con la posibilidad de que Mette-Marit de Noruega lo amadrinara-; el glamour real... El príncipe Oscar hallará dulce descanso de todo el trajín del día en la majestuosa cuna de Karl XV.

victoria-estelle-g3-VER GALERÍA

Más sobre