A punto de convertirse en padres, Carlos Felipe y Sofia de Suecia hacen una mudanza 'secreta' por 'motivos de seguridad'

Últimamente todo son buenas noticias en la familia Bernadotte, que ve como los palacios suecos comienzan a llenarse de bebés. Sin embargo, cuando faltan días para convertirse en padres –la Casa Real anunció que el nacimiento de su primer hijo sería en abril- Carlos Felipe y Sofia de Suecia han tenido que abandonar su casa en la isla de Djurgården y hacer una mudanza “por motivos de seguridad”.

Por un periodo de tiempo tendrán que quedarse en Palacio de Drottningholm”, ha declarado Margareta Thorgren, portavoz de la Casa Real, a Expressen, que es el medio de comunicación sueco que ha publicado que los futuros papás han realizado una mudanza "secreta". Sin querer especificar fechas concretas y si el próximo nacimiento del bebé real ha tenido algo que ver, las fuentes oficiales aclaran que se trata todo de una cuestión de seguridad.

nullVER GALERÍA

Según publica el citado medio los recién casados se han establecido en Sjöpaviljongen, una vivienda dentro del perímetro que comprenden los terrenos del Palacio de Drottningholm, en la isla de Lovön. Se trata de una construcción de 1700 metros cuadrados distribuidos en dos plantas y a unos cincuenta metros del Palacio, así que sus nuevos vecinos serán los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia.

En esta misma residencia fue en la que vivieron los príncipes Victoria y Daniel antes de mudarse al Palacio de Haga, una casa rodeada de setos y jardines y vigilada día y noche por la Guardia Real y los servicios de seguridad. Según cuenta este medio, esta estancia de regreso a la “casa” de los padres del Príncipe podría prolongarse al menos un año.

Sofia de Suecia cierra la agenda oficial a pocos días de convertirse en mamá: 'Esperamos que todo vaya bien, eso es lo principal'

¿Cómo está viviendo Sofia de Suecia la recta final de su embarazo?

Carlos Felipe y Sofia de Suecia, obligados a pasar al 'plan b'

No es la primera vez que la pareja se ha visto obligada a cambiar sus planes. Los Príncipes siempre mostraron su deseo de establecerse en Villa Solbacken, la casa en la que Bertil y Lilian de Suecia habían vivido su gran historia de amor –una de las más románticas de la realeza- y cuya propiedad el príncipe Bertil legó a su sobrino Carlos Felipe.

Sin embargo, este idílico lugar en el que planeaban comenzar su vida de casados ha tenido que ser sometido a una profunda rehabilitación cuando fue encontrado asbesto –una variedad de impura de amianto- durante unas reformas que en un principio se esperaban más breves. Motivo por el cual la pareja se trasladó a una residencia situada en el parque natural de Djurgården -la isla favorita de la pareja-, sobre los terrenos que rodean al Palacio Rosendal.

nullVER GALERÍA

Así que con su mudanza a Sjöpaviljongen, Carlos Felipe y Sofia suman un nuevo “nido de amor” a su lista y es que la pareja lleva viviendo junta desde el año 2010, cuando dieron un paso en firme en su relación con el traslado de ella al apartamento del Príncipe. Una convivencia exitosa, que terminó en boda.

Más sobre