Victoria y Daniel de Suecia vuelven a casa con su pequeña

nullVER GALERÍA

 

La de Victoria de Suecia ha sido una recuperación ultrarrápida: ni doce horas de reposo. La princesa ha vuelto a casa con su marido, el príncipe Daniel, y con su pequeña, apenas nueve horas después de haber dado a luz a su primera hija en el prestigioso hospital de Karolinska. A ningún miembro de la familia real ni de los Westling les ha dado tiempo a acercarse al centro sanitario para conocer a la recién nacida, pero sus visitas no se harán esperar en palacio. 

La llegada al mundo de la pequeña, que midió 51 centímetros y pesó 3,280 kilos al nacer, ha colmado de felicidad a todos. Los reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia mostraron en un comunicado su satisfacción por el nacimiento de su primera nieta: "Nos alegramos mucho por los príncipes herederos. Nos recuerda la misma alegría de ser padres y le deseamos a la nueva familia un tiempo maravilloso de tranquilidad. Es un nieto esperado y estamos muy orgullosos y felices hoy", señalaron en un comunicado difundido en la página web de la Casa Real sueca. Los reyes están "muy felices", así como también el resto de la familia. Los hermanos de la princesa Victoria, el príncipe Carlos Felipe y la princesa Magdalena, expresaron en similares términos su dicha por la feliz noticia: "Estamos tan contentos por el nuevo miembro de la familia. Hemos estado deseando ser tíos y les deseamos toda la felicidad y el amor a nuestra hermana, a Daniel y a su hija". No ha faltado tampoco la felicitación del primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, en un comunicado a los padres, en el que señala que es "un gran día" para la familia real y para Suecia.

Y es que todos en el país escandinavo celebran la buena nueva. A las 12:00 en punto, desde las instalaciones militares de la isla de Skeppsholmen, en el centro de Estocolmo, un cañón lanzó dos tandas de 21 ráfagas para festejar el nacimiento de la princesa y cientos de personas se congregaron en la isla y en otras partes de la ciudad para presenciar la breve ceremonia.

Pero los festejos continúan. Mañana, después de una reunión del Consejo de Estado, el rey anunciará el nombre de la nueva princesa -segunda en la línea de sucesión al trono tras su madre- y los títulos que le serán otorgados y la capilla del Palacio Real de Estocolmo acogerá mañana un te deum al que acudirán, aparte de los miembros de la Casa Real, representantes del Gobierno y de la Suecia oficial. También el Salón del Reino se habilitará mañana, entre las 14 y las 17 horas, para recoger las felicitaciones de los suecos a los padres. Un grupo de escolares no quiso esperar a mañana y dejó hoy dibujos de felicitación en las puertas del palacio de Haga, residencia de los príncipes.

Mujeres al poder
Con el nacimiento de la pequeña princesa, a Suecia le espera una nueva era de reinas y a Europa, otra. Porque, a excepción de Dinamarca y Reino Unido que tienen al príncipe Christian y al príncipe Guillermo como herederos de los herederos al trono, en el resto de reinos son princesas las futuras herederas: la infanta Leonor en España; la princesa Elisabeth en Bélgica, la princesa Amalia en Holanda, la princesa Ingrid Alexandra en Noruega… Mujeres al poder.

Más sobre