Haakon de Noruega y sus hijos, pasión por el surf en Formentera

El Príncipe está disfrutando de la isla en familia y, además de navegar y tomar el sol, aprovecha para practicar una de sus aficiones favoritas

Los príncipes Haakon y Mette-Marit de Noruega han escogido este año las aguas de Formentera para disfrutar de unos días de relax en familia. Se les ha podido ver con sus hijos, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, a bordo de una lancha, recorriendo el Mediterráneo y perdiéndose en las espectaculares calas que recorren la costa. La isla, destino preferido en esta época estival, ofrece sin embargo mucho más que sol, pues sus tranquilas aguas son el lugar perfecto para practicar deportes náuticos que, además de proporcionar relax, también ayudan a mantener la buena forma física. Es precisamente uno de estas prácticas la que ha elegido el príncipe Haakon, a quien se ha visto subido a una tabla de surf surcando las olas.

Haakon de NoruegaVER GALERÍA

Acompañándole estaban sus dos hijos, que mantuvieron el equilibrio y atendieron a las explicaciones de su padre, aprendiendo y compartiendo una afición que gusta mucho al príncipe Haakon, como ha demostrado ya en varias ocasiones. Ingrid Alexandra, de 15 años, y Sverre Magnus, de 13, también aprovechan esta escapada para descubrir los fondos marinos de la isla, y así se les ha visto con gafas de buceo, explorando la zona. Mientras buceaban, sus padres no se perdían detalle desde el barco, donde además Mette-Marit aprovechó para broncearse. No es la primera vez que la pareja real noruega visita las costas españolas y disfruta de su oferta, pues Mette-Marit ya estuvo en Conil de la Frontera el pasado 2018, una zona que visitó con su madre y sus hermanos.

Haakon de NoruegaVER GALERÍA

Haakon de NoruegaVER GALERÍA

La Familia Real noruega no es la única que escoge España para pasar unos días de desconexión. Este año nos visitaron los belgas y los holandeses que escogieron dos planes bien diferentes. Mientras que los primeros recorrieron varias etapas del Camino de Santiago como peregrinos -completando poco a poco una ruta que comenzaron hace ya tres años-, los segundos bailaron al son de las sevillanas y recorrieron las casetas de la conocida Feria de Abril de la capital hispalense. Los reyes Guillermo y Máxima mostraron a sus tres hijas el lugar en el que se conocieron hace dos décadas y donde saltó la chispa de su amor.

Más sobre