Marta Luisa de Noruega presume de novio por las calles de Copenhague

La princesa se ha enfrentado a fuertes críticas tras hacerse pública su relación con el chamán Durek

El nuevo amor de Marta Luisa de Noruega no ha dejado indiferente a nadie. La hija de los reyes Harald y Sonia sorprendía declarando su amor por un hombre conocido por ser 'el chamán de las estrellas' ya que a sus servicios espirituales han recurrido celebrities de la talla de Gwyneth Paltrow. El revuelo ha sido tal que incluso algunos medios noruegos insinuaban que la princesa debía renunciar a su título. Tras defenderse de las críticas, Marta Luisa ha sido fotografiada paseando feliz con Durek Verret por Copenhague donde han ido a dar una conferencia y un taller espiritual.

martaluisa1-grosbyVER GALERÍA

En las imágenes podemos ver a la pareja sonriente mientras se dirigen a un coche. Durek, ataviado con un foulard naranja y una original y colorida chaqueta, saludaba a los allí presentes. A su lado, Marta Luisa, con un look informal de cazadora de cuero y pantalón en tonos dorados, disfruta del feliz momento que vive con su novio.

Aunque su nombre es Durek Verret, se hace llamar Shaman Durek y se define como "innovador evolucionario, hacker espiritual y activista por los Derechos Humanos". Con él, la princesa Noruega, que siempre ha mostrado una gran inclinación hacia el mundo espiritual, forma un tándem perfecto y, aunque no todo el mundo en Noruega lo ve con buenos ojos, se dedica a difundir su particular forma de ver la vida y la salud.

martaluisa2-grosbyVER GALERÍA

Según recogen los medios del país nórdico, sus críticos consideran que está explotando comercialmente su título. Al ser preguntada sobre la posibilidad de renunciar a sus derechos dinásticos en el programa Buenos días Noruega, al que acudió precisamente acompañada por Durek aseguró: "No es algo que considere. Soy parte de esta familia y lo seré siempre".

Cuando oficializó su relación compartiendo unas fotos de la pareja en sus redes sociales, la hija de los Reyes de Noruega ya se mostró guerrera contra todo aquel que la cuestionase: "No depende de vosotros escoger por mí o juzgarme. No elijo a un hombre para satisfacer a ninguno de vosotros o a las normas o esquemas que tenéis en vuestra cabeza para mí". La princesa ha dejado claro que su elección es por amor y señalaba: "Shaman Durek es simplemente un hombre con el que adoro pasar mi tiempo y que me llena. Así que gracias por respetar mis acciones y a mi pareja. Todo lo que sé en este momento es que nos queremos y soy súper feliz".

El 'chamán' de Gwyneth Paltrow, nuevo amor de Marta Luisa de Noruega

Más sobre