Mette-Marit de Noruega padece fibrosis pulmonar

La mujer de Haakon de Noruega sufrió el pasado año el Síndrome de los Cristales, que causa numerosas molestias fruto de los mareos intensos y vértigo

En un comunicado, la Casa Real de Noruega ha dado a conocer que la princesa heredera Mette-Marit de Noruega, de 45 años, ha sido sometida a una multitud de pruebas en relación a su salud y una variante inusual de fibrosis ha sido detectada en sus pulmones, según su médico, el profesor Kristian Bjøro, en el Hospital Nacional. Aún no está claro si esta enfermedad pulmonar está relacionada con un proceso autoinmune más amplio o si hay otras causas que expliquen el cambio en sus pulmones. 

Mette-Marit de Noruega, diagnosticada con fibrosis pulmonar crónicaVER GALERÍA

La fibrosis pulmonar es una enfermedad respiratoria con patrón restrictivo en la que el tejido de los pulmones se endurece y esto dificulta la respiración. Es, normalmente, crónica, aunque se puede tratar para mejorar el nivel de vida del paciente y estabilizar la dolencia.

"Desde hace unos años he tenido cambios en mi salud de manera regular, y ahora sabemos algo más del motivo. Esta enfermedad significa que mi habilidad para trabajar variará. El príncipe heredero y yo hemos decidido comunicar esto porque en el futuro ncesitaremos planear ciertos periodos de tiempo libre y sin programa oficial. Puede que ocurra durante tratamientos o cuando la enfermedad se encuentre más activa", ha revelado Mette-Marit. El doctor que trata a la Princesa ha informado de que los cambios en sus pulmones han sido monitorizados en los últimos años y que la evolución de la enfermedad ha sido lenta. La investigación y el tratamiento se desarrollará en el Hospital Universitario de Oslo en cooperación con médicos extranjeros.

"La Princesa tendrá que seguir haciéndose pruebas en el futuro y también experimentar con tratamientos. Teniendo en cuenta su enfermedad, es normal que mantengamos contacto con médicos del extranjero", ha revelado Kristian Bjøro, el médico encargado de su caso. El motivo por el que este tipo de fibrosis no es conocida, ha añadido, es porque no está relacionada con factores medioambientales o de estilo de vida, algo que sí suele pasar con la fibrosis pulmonar habitual. Además, el hecho de que haya sido diagnosticada en las primeras etapas de la enfermedad mejora las expectativas de recuperación. "A pesar de que este diagnóstico pueda, en ocasiones, limitar mi vida, me alegro de que se haya descubierto pronto. Mi objetivo es poder seguir trabajando y participando en el programa oficial tanto como sea posible", finalizaba Mette-Marit en el comunicado de la Casa Real.

Mette-Marit de Noruega, diagnosticada con fibrosis pulmonar crónicaVER GALERÍA

La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, ha querido mandar un mensaje a los noruegos y a la princesa para comunicarle sus mejores deseos: "Hoy envío un cálido mensaje a la princesa Mette-Marit. Es importante que reciba un buen trato, seguimiento y mucha atención".

En noviembre de 2017, hace casi un año, la Casa Real confirmaba también que la mujer de Haakon de Noruega padecía el Síndrome de los Cristales, una enfermedad que no reviste gravedad ni peligro alguno, sí le aporta numerosas molestias fruto de los mareos intensos y vértigo que le ocasionan unas calcificaciones cristalizadas en el oído interno que controlan el equilibrio, denominadas otolitos. Estas piedrecitas, también llamadas sensores o cristales, se desprenden y se desplazan por el oído interno de manera incorrecta, provocandouna falsa sensación de desequilibrio. De ahí que este malestar sea conocido como el síndrome de las piedras en el oído, una dolencia que padecen en mayor medida las mujeres que los hombres. En España, de hecho, a este mal se le denomina Vértigo Posicional Paroxístico Benigno.

Más sobre