Marta Luisa de Noruega pone a la venta su refugio de verano

La granja Bloksbjerg, situada en la isla de Hankø, ha sido propiedad de la Familia Real noruega durante varias generaciones, desde que el rey Olav, entonces Príncipe heredero, la adquiriera en 1947

Este verano será el último como los de antes. Marta Luisa de Noruega ha puesto en venta su amado paraíso en la isla de Hankø, en el municipio de Fredrikstad (Østfold), la granja Bloksberg que recibió en herencia en 2001. La residencia de campo ha sido propiedad de la Familia Real noruega durante más de setenta años, desde que el príncipe heredero Olav, luego Olav V de Noruega, la adquiriera en 1947. A su muerte en 1991, el rey Harald heredó la casa y la convirtió en sede vacacional durante la siguiente década, hasta que se convirtió en el refugio definitivo de la princesa Marta Luisa y de su familia. A la Princesa le encantaba veranear allí con su entonces marido, Ari Behn, que cuenta alguna anécdota de aquellos días, y con sus tres hijas, la segunda de las cuales, Leah Isadora, nació en la misma Bloksberg.   

marta-luisa-cp-1zVER GALERÍA

De cómo Ari Behn estuvo a punto de morir ahogado en Hankø

Marta Luisa de Noruega y su cálido verano en el Ártico

Una ‘youtuber’ llamada Marta Luisa de Noruega

Incluso ahora también. En estos meses de descanso de julio y agosto, la princesa Marta Luisa se ha reservado unos días, entre sus vacaciones de sol y playa y su aventura ártica en el helado archipiélago de Svalbard, para veranear en la isla de Hankø con sus hijas, Maud Angelica, de 15, Leah Isadora, de 13, y Emma Tallullah, de 9, posiblemente por última vez. La Princesa reveló en una entrevista previa sus planes de verano y declaró que este año visitaría Bloksbjergen en dos ocasiones: con sus tres hijas y sola, cuando ya su exmarido se ocupara de las niñas y se las llevara con él: “Así es cuando estás divorciada”, dijo el pasado julio a NRK, la emisora de radio nacional.

Marta Luisa de Noruega pone a la venta su refugio de veranoVER GALERÍA

Todo tiene su tiempo y aquellos días felices en Bloksbjerg parece que no volverán. La princesa Marta Luisa ha puesto en venta su querida casa, según lleva en portada la revista noruega Se og Hør en su último número y recoge la publicación sueca Svensk Dam. La residencia tiene maravillosas vistas al fiordo de Oslo y, por supuesto, cuenta con una casa de baño y un muelle para barcos, así como una piscina privada en la parcela. Ha sido reformada y ampliada en los últimos años, de manera que no le faltan comodidades. Varias fotos del álbum privado de la Princesa que ha publicado en los últimos meses en su cuenta de Instagram dan una muestra de lo agradable que resulta la estancia y de lo difícil que debe de resultar desprenderse de ella.

Probablemente la razón por la que la Princesa se haya decidido a vender en este momento sea porque la casa se ha vuelto demasiado grande (las niñas crecen y pronto querrán probar otros destinos) y demasiado cara (para afrontar sola su costoso mantenimiento). Aunque a día de hoy la sola idea se le haga un nudo, porque sigue siendo demasiado emotiva.

Marta Luisa de Noruega pone a la venta su refugio de veranoVER GALERÍA

Más sobre