La Familia Real al completo ha surcado el océano Glacial Ártico

De la cálida costa española a los glaciares noruegos, un verano de contrastes para la princesa Mette-Marit

La princesa Marta Luisa ha compartido los planes familiares que hicieron al terminar con las citas oficiales

El verano da para mucho y si no que se lo digan a la princesa Mette-Marit que lo inició en nuestras cálidas costas, concretamente en Conil de la Frontera en donde estuvo con su madre y hermanos, y lo está terminando en el helado archipiélago de Svalbard, en el océano Glacial Ártico. La Familia Real noruega al completo ha puesto rumbo a este grupo de islas dominadas por glaciares para celebrar el 25 aniversario de la institución educativa más septentrional del mundo, sin embargo, la princesa Marta Luisa ha demostrado que la aventura no termina aquí.

La Casa Real noruega ha compartido unas imágenes de los Reyes de Noruega cumpliendo con su agenda muy bien acompañados. Harald y Sonia de Noruega llegaron a bordo del yate real junto a sus dos hijos, los príncipes Haakon y Marta Luisa; la princesa Mette-Marit; y sus cinco nietos, los príncipes Ingrid Alexandra y Sverre Magnus y las tres hijas de Marta Luisa, Maud Angélica, Leah Isadora y Emma Tallulah.

La familia atendió a una ceremonia en el Centro Universitario de Svalbard, enfocado en cuestiones árticas como biología ártica, tecnología, geología y geofísica, y después la reina Sonia regaló a la institución una de sus obras de arte. Terminados los compromisos oficiales la familia real recorrió el museo de historia, cultura y naturaleza de la zona. Sin embargo, la diversión no terminó aquí, ya que a la expedición privada por la costa que realizaron a bordo del buque real se suman las excursiones que mostró Marta Luisa en sus redes sociales.

La hija de los Reyes, que se divorció de Ari Behn en el 2016, dejó ver cómo disfrutaron de una comida en el mejor restaurante de la zona, el reconocido Huset, donde presumen de una espectacular bodega para acompañar los sabores nórdicos. El menú de degustación (siete platos y postre) cuesta 125 euros sin bebidas y en él se mezclan los ingredientes de Svalbard y del Ártico.

La Princesa también compartió fotografías de una excursión por los glaciares, de avistamiento de ballenas y renos y de una bucólica cabaña en medio de la nada donde hace diez años Haakon, que celebró su 45 cumpleaños el pasado 20 de julio con una sesión de fotos familiar al al aire libre en la pequeña península de Mågerø, y Mette-Marit disfrutaron de una desconexión total de tres semanas. 

Más sobre