De cómo Ari Behn estuvo a punto de morir ahogado y de cómo lo rescató Haakon de Noruega justo a tiempo

“Pensé que se acercaba mi último momento. El príncipe Haakon me salvó aquel día”, recuerda el escritor

Cuenta la publicación escandinava Se og Hør estos días de verano y de inmersión la historia de cómo Ari Behn, el exmarido de Marta Luisa de Noruega, estuvo a punto de ahogarse. Sigue vivo de milagro, porque ese día se le apareció un ángel, su salvador el príncipe Haakon, que llegó en su ayuda en el momento decisivo. Aquella travesía tranquila en kayak del escritor, por las frías aguas del Norte que bañan la isla de Hankø, en el municipio de Fredrikstad (Østfold), donde la Familia Real noruega tiene sede vacacional en Bloksberg, viró en drama cuando la canoa repentinamente volcó y se quedó boca abajo, engullendo a Ari.

ari-behnVER GALERÍA

Ari Behn encuentra el amor después de su ruptura con Marta Luisa de Noruega

¿Alguien más ve coronas y princesas? Las obras ‘reales’ de Ari Behn

Primeras declaraciones de Ari Behn tras su separación: 'Siempre he creído en el amor'

El artista valiente, que no teme un reto profesional, entró en pánico: “El agua helada me envolvió y pensé que se acercaba mi final”, declara. Instantes después consiguió emerger y tomar una bocanada de oxígeno, pero para cuando logró alcanzar el muelle, tras tantísimos esfuerzos, ya se encontraba demasiado exhausto y era incapaz de salir del mar. Las fuerzas expiraban: “Me estaba ahogando”. Entonces Haakon de Noruega fue en su auxilio: se apresuró hacia el atracadero y llegó a socorrerlo justo a tiempo para no tener que lamentar una desgracia: “El Príncipe me salvó ese día. Si él no hubiera estado allí, ciertamente las consecuencias habrían sido fatales para mí”, confiesa a Se og Hør.

ari-behn-redesVER GALERÍA

La operación rescate del príncipe Haakon, al que le encanta nadar, navegar y surfear de siempre (de hecho instruyó a un pequeño Marius que ahora, a sus 21, sigue sus cabriolas sobre la tabla), fue un éxito como cabía esperar, si bien el que era su cuñado por aquel tiempo salió del agua congelado y desfallecido. A salvo, ya de vuelta en casa, Ari Behn se metió en una bañera de hidromasaje para aumentar la temperatura corporal, pero el peligro de muerte no había pasado aquel día: “Me desmayé en la bañera y casi me ahogo por segunda vez”, revela el exmarido de la princesa Marta Luisa.

Salió con vida también de esta, y la parca le ha rondado en más ocasiones. Durante su juventud, recoge la publicación sueca Svensk Dam, estuvo en coma: “Salí de mi cuerpo y sentí una gran calma, lo recuerdo como si fuera ayer. No he tenido miedo a morir desde entonces”. Estas son algunas de las aventuras y de las desventuras de las siete vidas de Ari y, con tales antecedentes, más le vale ser cauto con el agua, como bien lo saben los gatos.

haakon-noruega-cp-3zVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más