¡Manos a la obra! Sonia y Mette-Marit de Noruega, basureras por un día

No es la primera vez que vemos a miembros de la realeza poniéndose el mono de trabajo y colaborando con diferentes causas para concienciar a la población. Las últimas en ponerse manos a la obra han sido Sonia y Mette-Marit de Noruega, las que hemos visto recogiendo la basura de las calles de la ciudad de Sandefjord.

Como manda la normativa y llevando un chaleco reflectante amarillo, la Reina y la Princesa heredera no se lo pensaron dos veces a la hora de ayudar como voluntarias para lograr su objetivo: conseguir una ciudad más limpia. "Lo peor son las colillas de los cigarros", dijo la esposa del rey Harald, según recoge la prensa local.

Sonia y Mette-Marit de NoruegaVER GALERÍA

- Beatrice Borromeo y Mette-Marit de Noruega, la conciencia social sale de palacio

Además, las damas reales iban vestidas con pantalones vaqueros y sudadera de chándal de color gris, la ropa más cómoda y práctica para la tarea que estaban realizando. Botas marrones de caña alta y zapatillas de deporte para la reina Sonia, ambas derrocharon simpatía y cercanía con los demás voluntarios que les acompañaron en esta jornada con la que quisieron mandar un mensaje muy importante a la población. "Tenemos que pensar más, es necesario un cambio de actitud porque no podemos contaminar la naturaleza con basura", explicó la soberana noruega que destacó la necesidad de utilizar los contenedores.

Sonia y Mette-Marit de NoruegaVER GALERÍA

Mayores, jóvenes y niños unieron sus fuerzas y colaboraron con la causa llenando sus bolsas de desperdicios, ramas y hojas... todo tipo de deshechos que se encontraron a su paso. En esta jornada, tanto la reina Sonia como la princesa Mette-Marit demostraron, una vez más, la excelente relación que mantienen y compartieron momentos de complicidad y gestos de cariño de consiguieron captar las cámaras de los fotógrafos. En definitiva, y como dicen, la unión hace la fuerza, y ellas volvieron a demostrarlo.

Más sobre