Primera parada del príncipe Carlos y la duquesa Camilla en su gira por Escandinavia: abrazos, brindis y confidencias en Noruega

nullVER GALERÍA

 

Pese a que no hace mucho que se vieron por última vez, con motivo de la Boda Real de los duques de Cambridge, no se molestaron en disimular la ilusión que les hacía encontrarse de nuevo, aunque fuera dentro del marco de la visita oficial del príncipe Carlos y su esposa, la duquesa Camilla, a Noruega, primer punto de una gira de una semana por Escadinavia. Les recibieron con los brazos abiertos los príncipes herederos Haakon y Mette-Marit en el aeropuerto de Gardemoen (Oslo), con quienes se intercambiaron apretones de manos y abrazos.

 

nullVER GALERÍA

 

Menos expresivos, pero igualmente felices se mostraron los reyes Harald y Sonia de Noruega con sus invitados de honor. Guardaron las formas ante la Guardia Real y no perdieron de vista el protocolo marcado para la bienvenida de sus invitados, pero entre cañonazos y saludos militares, lograron encontrar un momento para hacerse confidencias y mostrarse el cariño que se tienen. El programa oficial, de tres días de duración, se abrió a continuación con la tradicional ofrenda floral ante el monumento nacional a los caídos en la Segunda Guerra Mundial en la fortaleza de Akershus y la visita al Centro para la Paz en Oslo, donde se reunieron con jóvenes que sobrevivieron a la tragedia de Utøya, la isla donde 69 personas fueron asesinadas a sangre fría por el ultraderechista Anders Behring Breivik el pasado 22 de julio.

Abrazos, brindis y confidencias volvieron a compartir anfitriones -la familia real noruega al completo, incluida la princesa Marta Luisa- e invitados en el Palacio Real de Oslo durante la cena de gala que cerró el primer día de la visita. Una fiesta que, por supuesto, no careció de los ingredientes típicos de este tipo de celebraciones: espectaculares vestidos y fabulosas joyas, así como esmoquin. La elegancia de las damas adoptó distintos estilos y colores. La reina Sonia y la duquesa de Cornualles eligieron para la ocasión por sendos vestidos azul noche; la princesa Mette-Marit se decantó por el azul agua marina, mientras la princesa Marta Luisa lució un juvenil conjunto de cuerpo verde agua y falda con lentejuelas de colorines.

 

nullVER GALERÍA

 

El programa de hoy del príncipe Carlos y la duquesa Camilla transcurrirá casi en exclusiva en Bergen, la segunda ciudad del país. Allí, el rey Harald V acompañará al príncipe de Gales en una visita al barco de investigación "Brennholm". Mientras, la reina Sonia y la duquesa visitarán una guardería. Luego, todos se trasladarán a la fortaleza de Bergenhus, en cuyo Salón Haakon asistirán a un concierto. El programa incluye también una visita a la fragata británica HMS Liverpool en el puerto de Bergen y a la casa del compositor nacional noruego, Edvard Grieg, a las afueras de esta ciudad.

La última jornada en Noruega incluirá el Museo de la Industria de Oslo y al centro para pacientes de cáncer del hospital Ullevål. Ese mismo día, el príncipe Carlos y la duquesa Camilla continuarán viaje a Suecia, segunda etapa de su gira escandinava. Allí estarán hasta el sábado para discutir cuestiones medioambientales y sociales. El mismo sábado viajarán a Dinamarca, último destino de una gira organizada coincidiendo con la celebración de los sesenta años en el trono de la reina Isabel II.

El príncipe de Gales ya visitó Dinamarca en diciembre 2009, con motivo de la cumbre mundial para el cambio climático, y Noruega en mayo de 2010. Para la duquesa de Cornualles será su primera visita oficial a los tres países.

Más sobre

Leer más