La princesa Mette-Marit corona con sus hijos la montaña más alta de Noruega

Participaron en la expedición 'A la cima' que tiene como objetivo promover la integración de los extranjeros en el país nórdico

Durante toda la expedición, la princesa estuvo muy pendiente de su hija, que demostró ser una niña muy valiente y aventureraVER GALERÍA
PULSE EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA FOTOGALERÍA


Si algo caracteriza a Haakon y Mette-Marit de Noruega es su pasión por los deportes al aire libre y de aventuras, una pasión que han sabido trasmitir a sus hijos a juzgar por estas imágenes. El pasado fin de semana, los príncipes herederos y sus tres hijos participaron en la subida popular a la montaña Galdhopiggen, la más alta del país con más de 2.469 metros de altitud, situada en el parque nacional de Jotunheimen, en el municipio de Lom, provincia de Oppland. La iniciativa forma parte del proyecto A la cima, que se realiza desde hace cuatro años en dicho municipio y tiene como objetivo promover la integración de los extranjeros en el país.

El príncipe Haakon y su hijo menor, el príncipe Sverre, de cinco años, realizaron sólo una pequeña parte, mientras que Mette-Marit, la princesa Ingrid Alexandra, de siete años y el joven Marius, de 13, llegaron hasta la cimaVER GALERÍA

El príncipe Haakon y su hijo menor, el príncipe Sverre, de cinco años, realizaron sólo una pequeña parte, mientras que Mette-Marit, la princesa Ingrid Alexandra, de siete años y el joven Marius, de 13, llegaron hasta la cima. Antes de separarse, descansaron junto al resto de participantes para retomar fuerzas y comprobamos que la pequeña Ingrid iba perfectamente equipada con un gorro y unos guantes que hacían honor a la bandera noruega.

Durante toda la expedición, la princesa estuvo muy pendiente de su hija, que demostró ser una niña muy valiente y aventurera. Una vez en la cima, Mette-Marit celebró con sus dos hijos el logro y con el resto de participantes. También se dirigió a los medios de comunicación y les aseguró que tanto esfuerzo había tenido su recompesa: “Fue un paseo precioso". La princesa participaba por primera vez en esta iniciativa mientras que Haakon ya había subido en el año 2009.

Una vez en la cima, Mette-Marit celebró con sus dos hijos mayores el logroVER GALERÍA



Pero antes de la gran aventura, el municipio de Lom se llenó de actuaciones musicales y comidas populares. La princesa Mette-Marit participó activamente en estas celebraciones y aseguró que "fue un evento memorable". También tuvo un bonito detalle al desarles mucha suerte a las más de 4.000 personas que subieron junto a ellos a la cima de Galdhopiggen.

Más sobre