La sorpresa de la princesa Mette Marit al príncipe Haakon en el día de su 30º cumpleaños

Por supuesto, también estaba junto a ellos el pequeño Marius, que inicialmente se sentó entre su madre y el príncipe Haakon y que, después de un rato de concierto, encontró un compañero de juegos con quien se divirtió el resto de la de la noche. Ninguno de los amigos más cercanos del Príncipe estaba con ellos. Por el contrario, sí acompañaron a la pareja varios amigos y miembros de la familia de la Princesa: la madre Marit Tjessem y su marido, Rolf Berntsen; su hermano, Per Hoeiby, con su mujer, Wenche Taanevik; así como el mejor amigo de Mette-Marit, Morten Andreassen, con su novia, Anita Skjong.

"Una infancia normal para nuestro hijo"
Niños y mayores se lo pasaron en grande escuchando a Jan Garbarek -cantante que también puso música a la boda de los Príncipes herederos. Especialmente, Haakon y Mette-Marit, que después de conocer la noticia de su próxima paternidad, se mostraron, si cabe, más enamorados que nunca. Susurrándose confidencias e intercambiando cálidas miradas durante todo el concierto.

Haakon, que fue agasajado con el Cumpleaños feliz por las más de 1.700 personas que se encontraban en el Slottsfjellet, y la Princesa, que por su estado se protegió del sol con una sombrilla, tuvieron unas palabras para la prensa a la salida del concierto sobre su futuro papel como padres: "Nos alegramos mucho y queremos dar al niño una formación firme y una infancia tan normal como sea posible. Y lo mismo para Marius. Además queremos hacer hincapié para que el niño sea consciente de ello en las obligaciones que conlleva el papel de Heredero al trono, así como en los privilegios y en las posibilidades de poder hacer algo bueno", declaró el príncipe Haakon.

Más sobre

Leer más