El primer día de clases de la princesa Mette Marit y Haakon

Después de la mudanza
Los futuros Reyes de Noruega se llevaron a Londres sus enseres personales, su ropa, sus objetos preferidos, pero nada más desembarcar tuvieron que preocuparse por adquirir algunas piezas de mobiliario para su nueva vivienda. Claro que, los dos primeros días, contaron con la ayuda de la madre de Mette-Marit, Marit Hoiby, con la que recorrieron múltiples establecimientos -las camas las compraron en Ikea- durante un paseo por la ciudad de cuatro horas de duración.

Encuentro en la embajada
Nada más instalarse, sin embargo, y sin dejarse un hueco en su agenda para disfrutar de su nuevo hogar, la princesa Mette-Marit y su esposo, el príncipe Haakon, acudieron a la embajada noruega para recibir, felices, a la prensa. 25 fotógrafos y periodistas noruegos que habían sido convocados a la cita en la residencia del embajador de Noruega (Tarald O. Brautaset) en el precioso Palace Green, junto a Kensington Palace, el que fuera hogar de Lady Diana. Una sesión oficial que se alargó más de lo previsto tras la petición de los medios de que dieran un por Hyde Park y les permitieran fotografiarles de nuevo junto al pequeño lago The Serpentine. Para entonces, la pareja se había vestido con un atuendo menos formal, la princesa de una falda a pantalones largos y el príncipe se había quitado la chaqueta.

El beso
Cuando salieron del coche- y creían que los fotógrafos se habían ido- se dieron un beso de enamorados, un gesto que los medios de comunicación noruegos han interpretado como la prueba de que su relación no sólo no ha ido a peor durante su primer año de matrimonio, sino que se ha fortalecido con las difíciles etapas que han tenido que superar a lo largo de este duro y difícil 2002.

Ya conocen su aula
Cumplidos sus compromisos oficiales, la princesa y su esposo decidieron que había llegado el momento de convertirse en los dos estudiantes noruegos que habían llegado a Londres con el ánimo de añadir currículum a su expediente académico y, de una forma decidida, visitaron sus respectivas escuelas para ser presentados a los directores de las instituciones, para conocer las instalaciones, así como las aulas donde pronto empezarán a recibir sus clases de una manera oficial. La princesa Mette-Marit estudiará un curso sobre cuestiones de desarrollo en SOAS- La escuela de estudios orientales y africanos- y el príncipe hará un master en la London School of Economics and Political Studies (LSE)

Más sobre

Leer más