El primer día de clases de la princesa Mette Marit y Haakon

Los futuros Reyes de Noruega son ya dos londinenses más. En menos de una semana, parecen haberse adaptado a la perfección a su nueva vida afrontando, con una sonrisa, una pesada agenda en la que habían anotado sus necesidades más urgentes: muebles para su nueva casa; el nuevo colegio de Marius, visita al embajador; encuentro con la prensa; paseo por Hyde Park, y recorrido por las instalaciones de sus respectivas escuelas...

Un ático en el centro
... Y todo esto sin haber podido disfrutar del anonimato ningún día. Pues, desde antes de que aterrizaran en Gran Bretaña, la prensa noruega ya conocía el lugar dónde vivirían.
Los príncipes han conseguido un ático en el centro de Londres. En la cima de un precioso edificio de ladrillo de principios de siglo ( estilo victoriana) situado en Bramham Gardens, una de las mejores zonas de la ciudad. La nueva casa de los príncipes noruegos es la única de la propiedad que tiene entrada por la parte de atrás y, también, la única que dispone de otro piso en la escalera para dar albergue a la escolta policial. Asimismo, el edifico cuenta con un parque para uso exclusivo de los residentes, al cual es imposible acceder si no se tiene llave. Una zona ajardinada en la que los niños juegan y disfrutan a sus anchas yen la que Marius, el hijo de Mette-Marit, pasará muchas horas de su tiempo libre.

Más de 6.000euros
La casa está en una calle lateral de la transitada Earls Court Road, que es la vía principal del barrio; cuesta más de 6.000 euros (la mensualidad sobrepasa el millón de pesetas) y, antes de ser alquilada por los príncipes noruegos, tuvo pretendientes tan importantes como Madonna y Margaret Thatcher.

Más sobre

Leer más