Sigue lo pasos de su tío Alberto y su abuelo Raniero

Louis Ducruet y su prometida anuncian los detalles de su boda en Mónaco y será como las de antes

'Nos casaremos en la Catedral del Principado', anuncia a 'Point de Vue' el hijo de la princesa Estefanía sobre una celebración que tendrá lugar el próximo verano

Louis Ducruet y Marie Chevallier se prometieron el pasado febrero durante una romántica cena en la localidad vietnamita de Hoi An, país de los ancestros de ella. Desde entonces el mayor de los dos hijos que la princesa Estefanía de Mónaco tuvo con su guardaespaldas, Daniel Ducruet, no había dado más pistas sobre una celebración que por un momento pareció verse eclipsada por los planes de su prima hermana, Carlota Casiraghi, de pasar por el altar. Ahora la pareja anuncia la fecha y el lugar, unos detalles que prometen y mucho. ¡Vuelven a Mónaco las bodas como las de antes!

louis-ducruet-getty2VER GALERÍA

“Nos casaremos en la Catedral de Mónaco”, anuncia la pareja en la portada del próximo número del medio francés Point de Vue con una imagen en la que brilla el anillo de pedida,  una joya que Marie ya ha lucido en un sinfín de actos públicos en el Principado, en cuya vida social y oficial está plenamente integrada.

Los rumores que corrían en el Principado desde el pasado febrero era que la boda tendría lugar a mediados del 2019 en Mónaco y no iban desencaminados, ya que la pareja ha dicho que el "sí" tendrá lugar el próximo verano. Sin embargo, la gran sorpresa ha sido el lugar elegido, la Catedral de Mónaco. Una elección con la que se desmarca de lo que ha hecho hasta ahora la nueva generación Grimaldi y que llevará al Principado el esplendor de la era de Rainiero y Grace.

point-de-vueVER GALERÍA

¿Por qué esta boda nos llevará a otra época?

Tanto Andrea como Pierre Casiraghi cumplieron con Mónaco celebrando allí su boda civil, sin embargo, para la boda religiosa, Tatiana Santo Domingo eligió las nevadas montañas de la exclusiva estación suiza de Gstaad, mientras que Beatrice Borromeo llevó sus celebraciones nupciales a Italia, en donde se hicieron unos fastos más que idílicos en el archipiélago de la familia Borromeo. Es más, cuando la pasada primavera comenzaron a sonar campanas de boda para Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam lo hicieron apuntando a Sicilia, donde la madre del cineasta, Carole Bouquet, tiene una recóndita finca con viñedos y producción vinícola en la ventosa y discreta isla de Pantelleria.  

boda-monaco1VER GALERÍA

boda-monaco3VER GALERÍA

A diferencia de sus primos Casiraghi, a menudo con un pie en Mónaco y otro en Francia, Reino Unido o Italia, el hijo de Estefanía está afincado en el Principado y, según sus declaraciones al citado medio francés, será allí donde celebre su boda religiosa, cabe esperar que unos días antes, tal y como dicta la tradición Grimaldi, tenga lugar la boda civil en el interior del Palacio.

La historia de amor de Louis Ducruet y Marie Chevallier

El álbum familiar privado de la boda de Raniero y Grace de Mónaco

De este modo Louis y Marie siguen los pasos de Raniero de Mónaco y Grace Kelly que se convirtieron en marido y mujer en la Catedral de Mónaco el 19 de abril de 1956 protagonizando una de las bodas más bonitas y recordadas de todos los tiempos. Alberto de Mónaco, como Jefe del Estado, también apuntó en esta dirección celebrando ambas bodas, religiosa y civil, en el Principado. En su caso transformó el Patio de Honor del Palacio Grimaldi en una auténtica iglesia con un altar al pie de las dos escalinatas, una elección tan vistosa que atrajo las miradas y medios de todo el mundo al pequeño país.

boda-monaco2VER GALERÍA

Merece la pena recordar la primera de las tres bodas que ha protagonizado Carolina de Mónaco, ya que fue la única religiosa y también se celebró en Mónaco con paseo por sus calles incluido. La hija mayor de Raniero y Grace se casó con 21 años con Phillipe Junot y estaba radiante con un diseño de encaje y cintura marcada de la firma Dior. Asistieron alrededor de 65 invitados, entre los que se encontraban Humberto de Italia, los condes de París, los condes de Barcelona y algunas figuras de Hollywood, como Ava Gardner, Cary Grant y Frank Sinatra. Dos años después, se divorciaron y Carolina de encontró el amor con Stefano Casiraghi, por el que se casaría por lo civil en una ceremonia mucho más discreta en el interior del Palacio Grimaldi y con el que tendría a sus tres hijos mayores. Igual de discreta fue la boda de Estefanía de Mónaco con el padre de Louis, el 1 de julio 1995, cuando ya había nacido él y su hermana Pauline. 

Más sobre

Leer más