¡Qué tiernos! Jacques y Gabriella de Mónaco, todo amor durante un picnic

Los mellizos de los príncipes Alberto y Charlene tienen tres años y han aparecido adorables vestido con trajes tradicionales

Jacques y Gabriella, los mellizos de los príncipes Alberto y Charlene de Mónaco, se han convertido en inseparables. En cada una de sus apariciones públicas los niños acaparan todo el protagonismo con su ternura y su espontaneidad. Además, se llevan fenomenal y siempre dan muestras de lo mucho que se quieren. La última demostración de este amor de hermanos ha tenido lugar este viernes durante el tradicional picnic que organiza el Ayuntamiento de Mónaco, que nos ha servido para ver lo grandes que están -en diciembre cumplirán cuatro años- y nos ha dejado unas imágenes cargadas de gestos de cariño, abrazos y complicidad entre los pequeños, que estaban adorables vestidos con los trajes típicos del Principado. 

Jacques y Gabriella de MónacoVER GALERÍA

Este acto, que se celebra en el parque de la princesa Antonieta, supone el fin del verano y el arranque de la nueva temporada y al igual que en muchas otras ciudades europeas muchos de los asistentes a este evento al aire libre acuden vestidos con los trajes tradicionales. Así, Jacques lució un pantalón en color beige, fajín rojo, camisa blanca, chaleco estampado y mocasines. Su hermana, que estuvo muy pendiente de él, lució una falda de rayas blancas y roja, delantal negro, pololos, camisa blanca y chaleco negro. Los dos se están convirtiendo en unos “muñecos” con unas preciosas cabelleras doradas. Muy pendientes de ellos estuvieron sus padres. La princesa Charlene eligió para la ocasión unos pantalones pitillo blanco y un blusón en tonos piedra, dando muestras, una vez más de su elegancia innata.

Jacques y Gabriella de MónacoVER GALERÍA

- Los mellizos de Charlene y Alberto de Mónaco, protagonistas en un torneo de rugby

- Charlene de Mónaco, todo amor con su hijo tras una competición de lo más original

- ¡Amor de hermanos! Los mellizos de Alberto y Charlene de Mónaco, más tiernos que nunca

A juzgar por las imágenes, los pequeños se lo pasaron en grande durante este día campestre. Aplaudieron durante las actuaciones musicales y no perdieron ni un solo detalle de todo lo que ocurría a su alrededor. En un momento del acto, la princesa Charlene cogió en brazos a su niño y después caminaron juntos por el parque de la mano, mientras Alberto de Mónaco daba la mano a su hija mientras saludaban al público allí congregado.

Jacques y Gabriella de Mónaco con sus padresVER GALERÍA

Desde que son bien pequeños, los príncipes de Mónaco han llevado a sus hijos a algunos de sus actos oficiales, que nos han servido para ver la buena sintonía que tienen, cómo van creciendo y lo bien que se lo pasan con sus padres. Los hemos visto en el balcón del Palacio, en el circo, pero también en un campo de rugby y vestidos de ciclistas.

Jacques y Gabriella de Mónaco con sus padresVER GALERÍA

Más sobre