Las incógnitas que marcarán el Baile de la Rosa más esperado

La cita anual de este año es especial y podría servir de escenario para oficializar un embarazo, un nacimiento, un compromiso y varias apariciones estelares

Todo está preparado en Mónaco para una de las noches más especiales del año, el célebre Baile de la Rosa, una gala que comenzó a festejarse en 1964 y cuya recaudación va destinada a la Fundación Princesa Grace. Los miembros de la familia Grimaldi no suelen faltar a esta cita, que tiene como escenario la Salle des Etoiles del Sporting Club de Mónaco, y que este año tiene una temática de lo más glamourosa: Manhattan Ball. El diseñador Karl Lagerfeld vuelve a encargarse de organizar y decorar el lugar y durante la velada va a sonar la música de Taj Mahal, invitado por expreso deseo de Carolina de Mónaco. Pero la de este sábado por la noche, además, una noche especial por otros motivos.

Carlota CasiraghiVER GALERÍA

Son muchas las incógnitas que rodean a fiesta cuando sólo faltan unas horas para que se celebre. La primera de ellas tiene que ver con Carlota Casiraghi, quien podría acudir de la mano de su novio, Dimitri Rassam, productor de cine e hijo de la actriz Carole Bouquet. Hace apenas dos semanas ¡HOLA! pudo confirmar en exclusiva que ambos se darán el 'sí, quiero' este verano en dos celebraciones distintas. Aunque la pareja no se dejó ver el pasado fin de semana en la boda del príncipe Christian de Hannover y Alessandra de Osma, podrían hacer su aparición estelar en esta ocasión y aprovechar el Baile de la Rosa para oficializar públicamente su compromiso. Además, la propia Carlota podría aprovechar para lucir su anillo de compromiso y dejarse acompañar por su futura suegra y amiga de su madre, pues Carole Bouquet y la princesa Carolina de Mónaco se conocen desde hace décadas.

¡HOLA! confirma que Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam se casan este verano

Otra de las incógnitas que se despejará durante la celebración del Baile de la Rosa es la del posible embarazo de Beatrice Borromeo, la esposa de Pierre Casiraghi. Desde hace semanas, la prensa italiana mantiene que la pareja dará pronto la bienvenida a su segundo hijo, que de ser así se convertiría en el mejor compañero de juegos de Stefano, el primogénito del matrimonio. Por lo pronto, el enlace de los Príncipes de Hannover no sirvió para zanjar los rumores de embarazo, sino todo lo contrario, ya que Beatrice no acudió a la boda de Christian y Alessandra. Sí lo hizo su marido, que asistió en solitario a las celebraciones que duraron tres días y que tuvieron lugar en Lima.

¿Están esperando su segundo hijo Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo?

Beatrice Borromeo y Pierre CasiraghiVER GALERÍA

De ser cierto su embarazo, Beatrice Borromeo seguiría el camino de su cuñada, Tatiana Santo Domingo. La mujer de Andrea Casiraghi, siempre discreta y midiendo con cuentagotas sus apariciones en actos oficiales, se encuentra en la recta final de su embarazo, aunque podría incluso haber dado a luz ya a su tercer hijo, por lo que su presencia es poco probable en la cita de este sábado. Como su cuñada, tampoco asistió al 'sí, quiero' de los Príncipes de Hannover. Su marido sí se dejó ver en una de las fiestas que se celebró a lo largo del fin de semana que duró la gran boda real.

Precisamente otra de las dudas que está sobre la mesa es la asistencia de los recién casados. Hace apenas una semana que celebraron su boda religiosa y, por tanto, es probable que en estos momentos estén disfrutando de su luna de miel, pero Christian de Hannover y Alessandra de Osma podrían dar la sorpresa y dejarse ver en el Baile de la Rosa. Ambos mantienen una excelente relación con los Grimaldi -cabe recordar que el padre de Christian, Ernesto de Hannover, está separado de Carolina de Mónaco- y, de hecho, el año pasado acudieron a la glamourosa cita del Principado.

Carolina y Alberto de Mónaco VER GALERÍA

Alberto y Charlene de Mónaco podrían dar otra de las sorpresas del Baile de la Rosa y aparecer junto a Carolina de Mónaco. El hermano de ésta, que siempre ha ejercido con ella de perfecto anfitrión, faltó a la cita el año pasado. Charlene, por su parte, lleva tres años sin acudir a este acto. Quien sí se dejará ver es Alexandra de Hannover. La hija pequeña de Carolina de Mónaco, que acudió a las celebraciones del enlace de su hermano Christian en Perú, podría siguiendo la estela de la boda real, es decir, acompañada de su novio, Ben-Sylvester Strautmann.

Más sobre