Ni hípica, ni esquí, ni vela… Descubre la nueva afición de Pauline Ducruet

La hija de Estefanía de Mónaco suma una nueva dirección a su listado de lugares favoritos de Nueva York

Hace ya tiempo que Pauline Ducruet dio muestras de no ser una “princesa” al uso, aunque no ostenta este título como tal. La hija de Estefanía de Mónaco cambió el palacio por Nueva York, los actos institucionales por las clases de diseño de moda y los bailes de la rosa por fiestas en Madrid. Así que cuando llega la hora de ponerse en forma, ¿cuál es su apuesta?

Do not mess with us @mr_ericrakofsky 💥👊🏻 #boxing #sohardiwantedtodie #gettingbetter #thugAF 💪🏻

Un vídeo publicado por Pauline Ducruet (@paulinedcrt) el

Mientras que sus primos practican hípica, esquí o vela –deportes a los que son aficionados muchos miembros de distintas casas reales- ella prefiere esconderse en las calles del West Village y seguir los pasos de modelos como Gigi Hadid o Karlie Kloss. ¡Puños arriba! Pauline Ducruet se está iniciando en el mundo del boxeo.

Mientras en Mónaco están de gala... Paulina Ducruet se va de fiesta por Madrid

Paulina Ducruet pisa fuerte, ¿será tan atrevida como Estefanía de Mónaco?

‘Call me Kauline’, Paulina Ducruet ¿una más del clan Kardashian?

Con un entrenador personal, Eric Rakofsky, con varias modelos en nómina, Pauline parece dispuesta a estará que no le pille el toro en la operación bikini o simplemente explorando nuevos hobbies lejos de los tradicionales en los entornos palaciegos. La nieta de Raniero de Mónaco está ya más que asentada en Nueva York y suma esta nueva dirección a sus favoritas de la Gran Manzana, entre las que está el célebre centro de estudios de arte y diseño Parsons, en donde estudia; la cafetería Lafayette en la queda con otros amigos monegascos los sábados para el brunch o el Boom Boom Room, uno de los lugares de moda en Nueva York y el sitio perfecto para una cita romántica con las mejores vistas de la ciudad.

nullVER GALERÍA

Recientemente, mientras en el Sporting Club de Montecarlo se celebraba el tradicional Baile de la Rosa del que su abuela la princesa Grace fue la impulsora, Pauline se decantó por la noche madrileña, en donde disfrutó de una divertida noche con una de sus mejores amigas, con la que también estuvo de viaje a principios de año entre Australia e Indonesia.

Más sobre