Beatrice Borromeo, la bella condesa italiana que aportará aún más 'glamour' a la corte de los Grimaldi

La prometida de Pierre Casiraghi, icono de elegancia y modelo de inteligencia, será protagonista en 2015 de una de las bodas del año

Va a ser una de las novias más bellas y glamurosas del año que comienza. Su boda con el hijo menor de la princesa Carolina de Mónaco la va a situar en lo más alto de la fama y la notoriedad internacional. Beatrice Borromeo, a sus 29 años, lo tiene todo para convertirse en una de las protagonistas indiscutibles de 2015.

beatrice-VER GALERÍA

Dicen de ella quienes la rodean que es muy inteligente. La novia de Pierre Casiraghi no sólo ha recibido una formación muy sólida en Derecho y Económicas en la Universidad de Luigi Bocconi de Milán (donde conoció a Pierre), sino que posteriormente cursó un máster de Comunicación en la Universidad neoyorquina de Columbia. Ha dejado atrás una incipiente carrera de modelo y posteriormente de presentadora para centrarse en su trabajo como redactora en el periódico Il Fatto Quotidiano, desde el que ha ido adquiriendo relevancia profesional.

Dicen de ella quienes conocen sus orígenes que, a pesar de pertenecer a una de las familias más aristocráticas y acaudaladas de Italia, es una mujer que vive con los pies en la tierra, que conoce el valor del dinero y que quiere ser independiente y vivir de lo que le reporte su trabajo. La familia de Beatrice pertenece, por parte de padre, al nobilísimo linaje de San Carlos Borromeo y por parte de madre al de los condes Marzotto, propietarios de una empresa textil italiana fundada en el siglo XIX que está entre las cuatro más potentes del país. Aun así ella vive en un piso sencillo en Milán y se vanagloria de haber estudiado en una escuela pública.

beatrice2-VER GALERÍA

Dicen de ella quienes la analizan que es una de las jóvenes más elegantes de la alta sociedad europea. ¡HOLA! la eligió en 2013 como la invitada más estilosa en la boda del príncipe Félix de Luxemburgo. Su conjunto de chaqueta con corte esmoquin y pantalón en color nude, con cuello chimenea y top de encaje de Giorgio Armani Privé, amén del original tocado de aire contemporáneo la convirtieron en un nuevo referente para las mujeres de su edad y en toda una “it-girl”. Además, la edición estadounidense de Vanity Fair la incluyó entre las mujeres mejor vestidas del mundo. De gala o con unos sencillos vaqueros, Beatrice Borromeo siempre destaca por su natural elegancia. Y sencillez… porque ella misma ha reconocido que con su sueldo de periodista no puede permitirse grandes lujos en el vestir.

Dicen de ella quienes la tratan diariamente que es una mujer dulce de maneras exquisitas y de conversación rica y fluida. No es de estrañar, por tanto, que haya hecho tan buenas “migas” con su futura suegra, la princesa Carolina, con la que se la puede ver en numerosos eventos oficiales en animada charla. Beatrice sabe brillar ajustándose al protocolo que su nueva vida en el Principado conlleva.

beatrice3-VER GALERÍA

Dicen de ella quienes conocen cómo es su relación con Pierre Casiraghi que ha encontrado a “su media naranja”. El sobrino del príncipe Alberto tampoco es un aristócrata dedicado únicamente al “dolce far niente”, sino que está licenciado en Economía y Administración de Empresas y está a cargo de muchos de los millonarios negocios de la familia Casiraghi. Además, colabora y se involucra con numerosas organizaciones solidarias. Dicen que comparten sentido del humor y que él es muy cariñoso con Beatrice, a la que admira y respeta. Se conocieron en la universidad y ya llevan seis años de estable relación. A partir del 20 de abril, cuando pasen por el altar, asumirán con la seriedad que caracteriza a ambos las responsabilidades familiares que conlleva el matrimonio.

Será el gran día de Beatrice Borromeo, la joven condesa italiana, bella, inteligente, trabajadora y simpática que llega a la Corte de los Grimaldi aportando todavía más glamour, si cabe, al Principado.

Más sobre

Regístrate para comentar