La alegría de ser mamá será múltiple en el caso de Charlene de Mónaco. La Princesa, que aunque no lo parezca ya se encuentra en el tercer trimestre de su embarazo, espera gemelos. Como en su día, Mary de Dinamarca, que después de sus dos hijos mayores, los príncipes Christian e Isabella, tuvo a los mellizos Vincent y Josephine.

charlene-monaco-cordon-1VER GALERÍA


No han sido demasiadas las ocasiones en las que la princesa Charlene se ha dejado ver desde que Palacio comunicara oficialmente allá por mayo la buena nueva, pero no ha faltado a las ineludibles y muy significativas citas sociales del calendario monegasco. Probablemente el volumen de compromisos de la Princesa se haya visto algo reducido a lo largo de estos seis meses debido a las molestias típicas de su estado, como ahora está siendo el caso de la Duquesa de Cambridge que se ha visto obligada a hacer reposo y suspender temporalmente –desde el pasado mes de agosto hasta dentro de unos días- su agenda oficial.

De todas formas las contadas apariciones de Charlene de Mónaco no podían ilustrar mejor la dulce espera de la Princesa y en este tiempo hemos sido testigos de la evolución de su cada vez más abultado perfil, de sus primeros gestos premamá y por supuesto de la felicidad que la embarga. Tras el comunicado de su próxima maternidad compartió su alegría con toda la familia Grimaldi en la inauguración del nuevo Club Náutico de Mónaco; la princesa premamá se convirtió meses después en la reina del baile en la gala de la Cruz Roja; disimuló su tripita de embarazada con amplios vestidos en actos posteriores, como el tradicional picnic monegasco, y en el primer viaje internacional de la Princesa junto a su marido, el príncipe Alberto, desde el anuncio de su embarazo con motivo de la 69ª Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York y los actos que la acompañan, por fin lució embarazo y derrochó instinto maternal. Las alegrías nunca vienen solas y en el caso de Charlene de Mónaco vienen de dos en dos.

Más sobre