Los Grimaldi ejercen de pajes de Papá Nöel

La princesa Alejandra asistió por primera vez a la tradicional entrega de regalos a los niños monegascos en Palacio

 

Papá Noel tiene en Alberto de Mónaco y sus hermanas, las princesas Carolina y Estefanía, a unos pajes muy comprometidos con su misión de hacer llegar los regalos a todos los niños del reino. Le ayudan puntualmente en su reparto cada Navidad con el propósito de que ningún pequeño monegasco se quede con el árbol vacío y ayer pusieron manos a la obra. Los hermanos Grimaldi hicieron un hueco en sus agendas para cumplir un año más con la tradicional entrega y por primera vez la princesa Alejandra, hija de los Príncipes de Hannover, ejerció junto a los mayores de anfitriona de esta fiesta infantil. Pese a tan ilustres maestros de ceremonias el principal protagonista de la velada fue un año más Santa Claus, con su característico traje rojo y su larga barba blanca, quien posó junto a todos ellos a la entrada de la residencia.

Decenas de regalos y una merienda esperaban a los pequeños en el Salón de los Espejos, donde recogieron sus juguetes de manos de los tres pajes que los repartieron con una sonrisa. Esta es una de las ocasiones en las que está más vivo que nunca el recuerdo del príncipe Raniero y la princesa Grace, ya que fue ella la que inició este encuentro en el año 1956. Pero son más las costumbres navideñas del Principado: llevar regalos a los enfermos hospitalizados, visitar a los ancianos en las residencias de la tercera edad o celebrar un torneo de fútbol. Todo vale en estas fechas para llevar un poco de felicidad a sus conciudadanos. 

 

Los tres hermanos se mostraron muy unidos, como hicieron el pasado noviembre en la celebración del Día Nacional de Mónaco -en aquella ocasión, junto a los hijos mayores de la princesa Carolina, Andrea, Carlota y Pierre Casiraghi-; las Princesas aportaron como siempre el toque de glamour a las citas palaciegas, y la princesa Carolina, de imponente elegancia y serena belleza, dio señales de que la Primera Dama ha vuelto al Principado.  

 

Más sobre

Regístrate para comentar