Muere el conde de Lannoy, padre de la Gran Duquesa heredera de Luxemburgo

Los Grandes Duques de Luxemburgo han hecho público un comunicado en el que se unen al dolor de Stéphanie de Lannoy y de su marido, el príncipe Guillermo de Luxemburgo

Stephánie de Luxemburgo, la Gran Duquesa heredera y esposa del príncipe Guillermo, ha comenzado este nuevo año 2019 con una triste y dolorosa noticia: la muerte de su padre. Tal y como han informado sus suegros, los Grandes Duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa, a través de un comunicado oficial que han hecho público este mismo viernes, el conde de Lannoy falleció el jueves 10 de enero.

LuxemburgoVER GALERÍA

"Con gran tristeza, sus Altezas Reales el Gran Duque y la Gran Duquesa anuncian el fallecimiento del conde de Lannoy, padre de la Gran Duquesa Heredera. Todo sucedió el 10 de enero de 2019. Sus Altezas Reales el Gran Duque y la Gran Duquesa, así como toda la familia del Gran Ducado se unen al dolor de la princesa Stéphanie, al del príncipe Guillermo y al de la familia del conde de Lannoy. Que sus pensamientos más emotivos, sus oraciones y su gran cariño los acompañen", concluye el mensaje difundido hace apenas unos minutos.

LuxemburgoVER GALERÍA

Lo cierto es que el padre de Stéphanie de Luxemburgo llevaba un tiempo delicado de salud. De hecho, en los últimos tiempos, se ha dejado ver en silla de ruedas. Así ha ocurrido con sus apariciones públicas y los posados oficiales de la Familia Real de los que él mismo ha formado parte, como el que se difundió en la boda de su hija con Guillermo de Luxemburgo. Cabe recordar que no fue el conde Phillippe de Lannoy el que acompañó a su hija al altar aquel 20 de octubre de 2012, cuando se dirigía a dar el 'sí, quiero' al heredero del Gran Ducado, sino que fue Jehan de Lannoy, hermano de la princesa, el que asumió el papel de padrino.

LuxemburgoVER GALERÍA

En aquella ocasión, Stéphanie también afrontaba un momento complicado. Tan sólo dos meses antes de convertirse en un miembro de pleno derecho de la Familia Real, su madre, la condesa Alix della Faille de Leverghem fallecía a causa de un accidente cerebrovascular a los 70 años. Tenía aproximadamente 23 años cuando contrajo matrimonio con el conde de Lannoy, con el que tuvo ocho hijos, entre ellos a la que un día será Gran Duquesa de Luxemburgo.

Todos ellos vivieron durante muchos años en el Castillo Anvaing, una espectacular construcción de estilo gótico-renacentista del siglo XVI en la región de Valonia, en Bélgica. Tras crecer en este lugar, Stéphanie lo abandonó para convertirse en princesa y trasladarse a Colmar-Berg, la residencia oficial de los Grandes Duques de Luxemburgo.

More about

Read more