Duques de Sussex, Carlos de Inglaterra y duquesa de Cornualles

El príncipe Carlos amenaza con retirar la financiación a los duques de Sussex

La decisión del príncipe Harry y Meghan de dejar de ser miembros 'senior' de la Familia Real británica podría hacer que perdieran el 95% de sus ingresos actuales

by Beatriz Castrillo

La insólita decisión de los duques de Sussex de dejar de ser miembros de primera línea de la Familia Real británica sigue provocando una cascada de reacciones. Una de las más sonadas que se acaba de producir es la amenaza del príncipe de Gales de dejar de financiar al príncipe Harry y Meghan si finalmente se apartan por completo de sus deberes institucionales. Además, quedan abiertas muchas incógnitas sobre el nuevo papel que quieren desempeñar como representantes de la Corona británica y si seguirán al frente de muchos de los patronazgos y causas que les ha asignado la Reina. En su declaración del pasado miércoles, el príncipe Harry y Meghan no especifican con claridad cómo compaginarán su deseo de ser financieramente independientes (los miembros de la Familia Real no pueden recibir un sueldo por actividades privadas) “sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina”. Un escenario ambiguo que ha provocado muchas incertidumbres, por ejemplo, en las organizaciones benéficas que representan por el hecho de pertenecer a la Familia Real.

VER GALERÍA

De cumplirse los propósitos de los duques de Sussex, Carlos de Inglaterra podría retirarles la asignación real. El heredero al trono “ha dejado claro que no va a emitir un cheque en blanco mientras su hijo y Meghan se embarcan en una nueva vida”, asegura The Times. Actualmente, el 95% de la financiación de los duques de Sussex es sufragada por Carlos de Inglaterra, a través del Ducado de Cornualles, título que también ostenta el príncipe de Gales. Esta disposición económica ha estado vigente desde que el príncipe Guillermo y el príncipe Harry establecieron sus propias oficinas -independientes de las de su padre- en apoyo de la Reina. El otro 5% de su actuales ingresos provienen de la llamada Sovereign Grant, un mecanismo de la monarquía que cubre a la Familia Real, incluidos los gastos para mantener las residencias oficiales y los espacios de trabajo.

VER GALERÍA

- Meghan regresa a Canadá para reencontrarse con Archie y deja a Harry lidiando con la crisis

- ¿Cómo afectará la decisión de Harry y Meghan a su hijo Archie?

- Los miembros de la realeza británica, 'profundamente dolidos' por la decisión de los duques de Sussex

Por otro lado, el príncipe Harry es patrono de dieciséis causas por el hecho de pertenecer a la Familia Real. Entre estos patronazgos hay algunos tan importantes como los Juegos Invictus, un evento deportivo creado para militares veteranos,  los Marines o la Liga y la Unión de Rugby. Tras su boda, Meghan también enarboló diferentes causas, hasta cuatro, auspiciadas por la Corona como la Asociación de Universidades de la Commonwealth o el Tetatro Nacional. Aunque la intención de los Duques es seguir siendo parte activa de estos proyectos, según figura en su página web, queda en el aire saber qué decidirá la Reina al respecto. Dada la rapidez con la que anunciaron su decisión unilateral de dar un paso atrás en sus deberes reales, al Palacio de Buckingham aún no le ha dado tiempo a valorar los patronazgos de la pareja.

VER GALERÍA

Mientras, muchas de estas entidades están seriamente preocupadas y esperan no ser abandonadas. Sus temores no son infundados. En su comunicado, los Duques también anunciaron sus planes de establecer su propia entidad benéfica, lo que genera dudas sobre cuánto tiempo podrán dedicar a sus patronazgos reales una vez que lancen su propia fundación. A los representantes de estas entidades la noticia les pilló por sorpresa y aseguran que no fueron avisados por los Duques con antelación. “No tenemos ni idea (de lo que significará) solo sabemos lo que conoce todo el mundo”, aseguró al Daily Mail Veronica German de Dolen Cymru Charity, que fomenta los vínculos entre Gales y Lesotho.

La decisión llega a la política

El tsunami de los Sussex ya ha llegado al parlamento británico. El exministro Norman Baker ha pedido que Harry y Meghan renuncien a su título de duques y reembolsen los 2,38 millones de euros gastados en la renovación de su residencia oficial de Frogmore Cottage ya que “no se puede tener un pie dentro y un pie fuera”. “Lo que no puede ser es convertirse en un ciudadano privado, no tener obligaciones institucionales y aún así el Estado tenga que seguir pagando por él”, aseguró el político en declaraciones recogidas por el Daily Mail. Se estima que la pareja real tiene una fortuna privada de más de 40 millones de euros para sufragar los gastos de su nueva vida, pero podrían generar mucho más a través de futuras transacciones comerciales que a día de hoy tienen prohibido por pertenecer a la Corona.

VER GALERÍA

En otro orden de cosas, las consecuencias del anuncio se siguen sucediendo. El museo Madame Tussauds de Londres ya ha separado las figuras de Harry y Meghan de las del resto de la familia real a la espera de su “próximo capítulo”. Mientras tanto, las esculturas de los Duques de cera seguirán ocupando un lugar destacado en el museo para reflejar “su nuevo papel en la Familia Real”.

También Samantha Markle, hermanastra de Meghan con la que no tiene trato, se ha apresurado a opinar sobre la decisión de los Sussex que ha calificado de “bofetada en la cara” y ha asegurado que la exactriz ya sabía lo que implicaba la vida como miembro de la realeza antes de casarse con el príncipe Harry.

Haz click para ver el documental de Harry de Ingleterra, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...