El regalo que la duquesa de Cambridge ha recibido de Isabel II el día de su aniversario de boda

La monarca ha nombrado a la mujer de su nieto Dama Gran Cruz de la Real Orden Victoriana

Este 29 de abril no puede estar siendo más especial para la duquesa de Cambridge. Coincidiendo con su octavo aniversario de bodas con el príncipe Guillermo, la reina Isabel II ha querido ofrecer a Kate un regalo muy especial al brindarle el título más alto de la Real Orden Victoriana y nombrarla Dama Gran Cruz por sus servicios prestados a la soberana. La Orden de Victoria Real fue instituida por primera vez por la reina Victoria en 1896 para recompensar los servicios personales realizados en su nombre. 

kate-gran-dama1VER GALERÍA

La figura de Kate está muy bien valorada dentro de la Familia Real y, sin duda, es uno de los miembros más queridos dentro y fuera de las fronteras británicas, ya que es patrona de muchas organizaciones benéficas y es todo un icono de estilismo y elegancia.

Este reconocimiento llega sólo días después de que la duquesa de Cambridge y la Reina realizasen su primer acto conjunto en siete años. Una cita histórica que tuvo lugar en el King's College de Londres, donde acudieron para reabrir la recientemente renovada Bush House, una de las últimas instalaciones de educación y aprendizaje de este campus, y donde se pudo ver una vez más la buena relación entre ambas. La madre de Carlos de Inglaterra suele alternar entre la duquesa de Cambridge y la de Sussex a la hora de escoger acompañante, en especial desde que su marido, el duque de Edimburgo, se retiró de la vida pública.

guillermo-kate1VER GALERÍA

El nombramiento como Dama Gran Cruz de la Real Orden Victoriana pone la guinda al pastel a este bonito día para Kate, que celebra con su marido ocho años de matrimonio. La historia de amor de los Duques de Cambridge se podría definir como una novela en dos partes: en el primer tomo, los jóvenes se conocen en la Universidad de St. Andrews, donde Kate se convierte en un apoyo fundamental para Guillermo. Más adelante, una ruptura en 2007 acaba con la amada pareja. Pero apenas diez meses después, la saga de amor continúa más fuerte que nunca. Tanto es así, que en 2010 anuncian su compromiso. Y, como en toda buena novela de amor que se precie, acaba con los duques siendo "felices" y comiendo "perdices" junto a sus tres hijos: los príncipes George, Charlotte y Louis. 

More about