ambulancia-getty

Los Duques de Sussex, 'reyes de las nieves' por un día, ayudan a repartir comida en Bristol

El matrimonio ha viajado este viernes hasta la localidad, donde se ha subido al escenario del teatro inglés más antiguo del mundo y ha conocido varias fundaciones benéficas

by hola.com

Hace solo dos días, Meghan Markle pudo rememorar su época como actriz con su visita al Teatro Nacional en el que fue su primer acto como patrona de esta organización. Lo hizo sola y presumiendo de sus curvas premamá gracias a un vestido rosa empolvado con ligera falda de vuelo y luciendo los mismos zapatos con los que anunció su compromiso con el príncipe Harry, hace poco más de un año. Ahora, dos días después de aquella visita, la Duquesa de Sussex ha vuelto a pisar un escenario, aquel sobre el que era habitual verla antes de convertirse en parte de la Familia Real británica. En esta ocasión, eso sí, se ha dejado acompañar por su marido, con el que ha visitado Bristol, la ciudad en la que se han dejado ver este viernes.

Duques de SussexVER GALERÍA

Como suele ser habitual en cada una de las visitas que protagonizan el príncipe Harry y Meghan Markle, centenares de ciudadanos se han agolpado en el lugar para verles de cerca. Los Duques de Sussex se han dado un auténtico baño de multitudes y han podido saludarles amablemente, antes de emprender un recorrido en el que han aprendido un poco más sobre la rica historia cultural del municipio, así como conocer de primera mano algunas organizaciones que apoyan a aquellas comunidades más necesitadas.

Duques de SussexVER GALERÍA

La primera parada del matrimonio, que se encuentra en plena cuenta atrás para dar la bienvenida a su primer hijo -se espera que el nacimiento se produzca esta primavera-, ha sido precisamente el Bristol Old Vic. Construido en el año 1766 como un lugar de reunión para los ciudadanos de la localidad, se trata del teatro de habla inglesa más antiguo del mundo de todos los que están en funcionamiento en la actualidad. Aquí, los Duques de Sussex han podido recorrer las instalaciones, recientemente renovadas, de este edificio, así como descubrir su historia y las características que le hacen único. Además, han podido participar en un taller que se enmarca en el programa de divulgación del teatro y al que habitualmente asisten niños de varias escuelas locales. Cabe señalar que el Bristol Old Vic mantiene una estrecha relación con la comunidad y con su entorno y son frecuentes las actividades colaborativas entre ambas partes.

Duques de SussexVER GALERÍA

Tras recordar su pasado como actriz en el teatro de Bristol, la duquesa de Sussex -que ha elegido para la ocasión un estilismo sin precedentes- y su marido han visitado One25, una organización benéfica que lucha para liberar a las mujeres del trabajo sexual en la calle y la adicción. Además de proporcionar asesoramiento y apoyo emocional recurriendo a trabajadores sociales y a otros expertos, este organismo satisface algunas de las necesidades básicas, como una ducha de agua caliente, ropa gratis o almuerzo. Precisamente el matrimonio ha podido empaquetar algunos de los alimentos que reparte la fundación.

Así ha sido el 'look' de Meghan en su estreno premamá bajo la nieve

Duques de SussexVER GALERÍA

One25 también pretende ofrecer un ambiente relajado y acogedor para que estas mujeres puedan desarrollar sus habilidades, mejorar su autoestima y comenzar una vida independiente en el seno de la comunidad. No hay que olvidar que algunas de estas mujeres tienen hijos y, por tanto, se trabaja para que también ellos puedan construirse un futuro. Durante su visita, el príncipe Harry y Meghan Markle han podido conocer más detalles acerca de trabajo de esta organización y han mantenido un encuentro con algunos de los voluntarios que dirigen uno de los programas que ayudan a las 150 mujeres que aún trabajan en las calles de Bristol.

Duques de SussexVER GALERÍA

La última parada de esta intensa jornada para los Duques de Sussex ha sido Empire Fighting Chance, que tiene como objetivo ayudar a los jóvenes a través del boxeo. En concreto, focaliza todos sus esfuerzos hacia los niños y jóvenes de entre 8 y 21 años en riesgo de exclusión debido al fracaso escolar o a la delincuencia. La intención de este organismo es cambiar, en la medida de lo posible, sus vidas. Para ello trabaja con cerca de 300 niños y jóvenes y lleva a cabo programas destinados a inculcar disciplina, autocontrol, respeto y otras habilidades, así como a fomentar la autoconfianza y a mejorar la salud física y mental. El hijo pequeño de Carlos de Inglaterra y su esposa han tenido la oportunidad de reunirse con algunos de los jóvenes que se han beneficiado con estos programas y han mantenido encuentros con varios entrenadores, además de presenciar una sesión de entrenamiento de boxeo, a la que han asistido alumnos de primaria y secundaria.

Más sobre: